Nace de los escurrimientos de la pendiente oriental del Cofre de Perote.

Río Pixquiac surte de agua a casi la mitad de Xalapa, su caudal ha ido disminuyendo

De los escurrimientos de la pendiente oriental del Cofre de Perote nace el río Pixquiac. Su nombre que significa “cosecha de agua” cobra sentido porque abastece casi la mitad del agua que se consume en Xalapa.

Baja de la montaña y cruza por los municipios de Acajete, Tlalnelhuayocan y Coatepec. En su descenso se le unen otros ríos, como si de sus aguas se alimentara, desemboca como el río La Antigua en el mar.

En su micro cuenca hay cuatro presas de donde se surte de agua a la capital del estado, una ciudad cada vez más grande y altamente poblada.

“A mis espaldas está lo que le llaman la presa derivadora, no es una presa que almacene agua, si no que la deriva ¿a dónde va esta agua? A Xalapa. Esta es el agua que surte cerca del 40 por ciento del agua que toma Xalapa. No es un tema sencillo porque al paso de los años, el caudal de este río que acostumbraba ser bastante mayor se ha ido disminuyendo, se ha ido haciendo cada vez menos y ha habido periodos de sequía, como las imágenes que se han visto que no son en este sitio, si no más abajo”, relató Eduardo Aranda Delgado, monitor de Global Water Wach e integrante de Custodios del Archipiélago.

Además de dotar en casi su totalidad a las poblaciones asentadas en su sub cuenca, el Pixquiac provee de servicios ambientales y es vital para el bosque de niebla que lo rodea. Si se explota desmedidamente, corre el riesgo de afectar severamente a varios ecosistemas.

“Hay una gran vegetación muy particular como los helechos arborescentes, que son helechos de tiempo prehistóricos de alguna forma, plantas como lagunera, esos capotes que son preciosas, pero en este punto la Comisión Municipal de Agua de Xalapa instaló desde hace ya una buena cantidad de años una derivación para llevarse agua a Xalapa. Parecería normal porque el río en ese entonces tenía un caudal suficientemente fuerte; sin embargo, ante esa reducción nos hemos mostrado con momentos como este, donde el agua no pasa, no supera el volumen que se lleva. Eso contraviene un concepto conocido como caudal ecológico. Aquí se llevan 250 litros por segundo, se llevaban, aquí ya no alcanza para los 250, pero no es el único punto del Pixquiac entendido como sub cuenca, paralelo a este arroyo, del otro lado de estas colinas está el que se llama Agüita Fría, le sacan 40 litros por segundo, pasas otra montaña y está el Xocoyolapan y le sacan 100 litros por segundo y está 5 Palos donde le sacan otros 250, de tal manera que se suman 750 litros retirados del Pixquiac, aunque aquí sólo se tomaron 250”, agregó Eduardo Aranda Delgado.

La comercialización de la madera en la zona afecta la cobertura de árboles, además de la fertilidad del suelo, provocando que en temporada de lluvia el agua que llega al río esté revuelta y no pueda utilizarse, sumando severas afectaciones a este río.

XALAPA
AGENCIAS

TE PUEDE INTERESAR

Primaria sin solidaridad, exigen a director solución al problema de electricidad

“Este problema es de toda la escuela, es de 3 meses para acá, ahora ya …