Países que organizarán el Mundial Femenil se niegan a millonario patrocinio árabe

Las federaciones de Nueva Zelanda y Australia, países que organizan el mundial de fútbol femenino de 2023, expresaron su queja ante un posible patrocinio de Arabia Saudí, aún no confirmado por la FIFA.

El torneo, que se celebrará en estos países oceánicos entre el 20 de julio y el 20 de agosto, podría ser patrocinado por Visit Saudi, el ente turístico del país -con un historial de derechos humanos descrito por Amnistía Internacional como “espantoso”-, según reveló esta semana el diario deportivo The Athletic.

“Si esta noticia resulta correcta, nos sorprende y decepciona escucharlo, ya que la FIFA no ha consultado a la federación de Nueva Zelanda en absoluto sobre este asunto”, apunta un comunicado emitido por el ente regulador del fútbol neozelandés.

Como co anfitriones del Mundial femenino, las federaciones de Nueva Zelanda y Australia “han escrito conjuntamente a la FIFA para aclarar la situación con urgencia”, subraya el escrito.

“No podemos expresar con suficiente fuerza las repercusiones potenciales y las consecuencias que podrían resultar de esta decisión”, señalan los directores de ambas federaciones en la misiva enviada a la FIFA, según publica el diario The Guardian.

Tanto Australia como Nueva Zelanda remarcaron que ambos países han “dado la máxima importancia a la igualdad de género”.

Hasta 2018 las mujeres no podrían acceder a los estadios de fútbol en Arabia Saudí, mientras que la homosexualidad sigue siendo considerada ilegal, entre otras vulneraciones de los derechos humanos cometidas por la nación árabe, que puso en marcha en 2020 su primera competición de fútbol femenina y creó la selección nacional femenina el año pasado.

Agencias / Internacional

TE PUEDE INTERESAR

Mayoría de porteños desconocen el día más feliz del año

Este 20 de junio se conmemoró el Yellow Day o el día más feliz del …