Ignacio Carvajal/LIBERAL Rosa María Gómez era madre de Camilo Efraín Silva Gómez.

Fallece sin poder encontrar a su hijo

A unos meses de cumplir cinco años buscando a su hijo, víctima de desaparición forzada, la señora Rosa María Gómez, de 70 años, perdió la vida la madrugada del lunes en el hospital Comunitario de Coatzacoalcos.

Rosa María Gómez era madre de Camilo Efraín Silva Gómez, joven que desapareció en Coatzacoalcos el 15 de septiembre del 2015, en un retén de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa.

Camilo Efraín Silva Gómez viajaba con otros jóvenes en un taxi que fue detenido en un retén de la SSP, cerca de la carretera antigua Coatza-Mina, el 15 de septiembre del 2015 en el marco de un amplio operativo de la SSP que dejó varios reportes de personas desaparecidas.

Al igual que Efraín Silva Gómez, de los otros chicos que fueron detenidos ese día en el retén de la SSP, no se supo más o por qué delitos los habían detenido.

Con el tiempo, Rosa María Gómez ingresó al colectivo Belén González con la esperanza de dar con su ser amado, sin embargo, enfermó y con el transcurso de los día su salud empeoró.

La mujer enfrentaba un fuerte cuadro de depresión ante tantos años sin saber nada de su hijo, además, ya había padecido cáncer producto de las fuertes depresiones que padecía eventualmente.

El sábado pasado se descompuso mucho más su salud, por lo que fue ingresada a urgencias en el hospital Comunitario de Coatzacoalcos, donde perdió la vida en las primeras horas del lunes.

Coatzacoalcos
Ignacio Carvajal

TE PUEDE INTERESAR

INVERTIRÁ FIRMA ASIÁTICA

La empresa de Hong Kong, Man-Wah, anunció una inversión de 300 millones de dólares para …