“Incrementar el gasto en pensiones tiene consecuencias en la sostenibilidad del gasto y en el financiamiento de otros derechos como salud y educación” Centro de Investigación Económica y Presupuestaria ASOCIACIÓN CIVIL

En el 2030, el país destinaría 7.8% del PIB a pensiones: CIEP

Es necesario conocer el impacto presupuestario ante la debilidad de los ingresos.

Ante el creciente pago de pensiones, México tendrá que destinar un gasto de hasta 7.8% del Producto Interno Bruto (PIB) para financiarlas en el 2030, de acuerdo con cálculos realizados por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En un nuevo análisis, la organización civil indicó que dicho cálculo considera como escenario la aprobación de las reformas constitucionales que, en febrero pasado, mandó el presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de pensiones.

No obstante, aun si estas reformas no son aprobadas, el gasto en pensiones sería de 7.1% del PIB en seis años. Actualmente, con un gasto de 1.9 billones de pesos, representan 5.8% del PIB, lo cual equivale al doble del gasto en salud.

“Por el crecimiento poblacional e inflación, este monto será 7.1% del PIB para el 2030; y, con las iniciativas de reformas constitucionales y propuestas para la próxima administración, podría incrementar a 7.8% del PIB”, aseveró el CIEP.

El análisis también incluye un acercamiento a las propuestas que las candidatas presidenciales han realizado en materia de pensiones.

En este sentido, ampliar la Pensión para el Bienestar de Adultos Mayores a partir de los 60 años haría que el gasto aumentara a 7.7% del PIB en el 2030, mientras que otorgar un apoyo bimestral de la mitad de la Pensión para el Bienestar a mujeres entre 60 y 64 años lo elevaría a 7.2 por ciento.

“Es importante destacar que, hasta el momento, tanto en las iniciativas presentadas como en las propuestas destinadas a la próxima administración, no se ha detallado el impacto presupuestario ni se ha identificado la fuente de financiamiento correspondiente (…). Incrementar el gasto en pensiones tiene consecuencias en la sostenibilidad del gasto y en el financiamiento de otros derechos como salud y educación”, aseveró el CIEP.

En este sentido, apuntó la necesidad de conocer el impacto presupuestario ante la debilidad de los ingresos, las presiones de gasto así como las necesidades que hay, por lo que es importante también plantear una nueva reforma fiscal.

A PENSIONES, 22% DEL GASTO
Este año, el gasto en pensiones tanto contributivas como no contributivas absorberá 22% del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) aprobado. En total, se destinarán 1.99 billones de pesos.

“El Paquete Económico 2024 propone un gasto total en pensiones de 1 billón 991,000 millones de pesos, equivalente a 5.8% del Producto Interno Bruto (PIB). De este monto, 75% son pensiones contributivas y 25% son pensiones no contributivas”, indicó el CIEP, quien alertó que con este incremento, en conjunto con el crecimiento de gastos ineludibles, como el costo financiero de la deuda, el gobierno se quedará sin espacio fiscal para implementar política pública este año.

De esta manera, el gasto en pensiones, considerado una de las grandes presiones del presupuesto y una bomba de tiempo para las finanzas públicas, tendrá un aumento de 11.8% anual en el último año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

MÉXICO
AGENCIAS

TE PUEDE INTERESAR

Más de 25 mil acapulqueños migraron a otros destinos turísticos del país por trabajo

El otro gran sector golpeado es el de las rentas vacacionales en decenas de condominios …