De fraude en cajeros a lavar dinero por el mundo, la nueva alerta de la UIF sobre el blanqueo de capitales

El fraude en cajeros automáticos, principalmente ubicados en zonas turísticas de México, fue el mecanismo que dio paso a una compleja red de lavado de dinero a nivel internacional, la cual utilizó diversas entidades y actividades para poder blanquear los recursos fraudulentos por medio del sistema financiero global.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda emitió una alerta al sistema financiero y al ecosistema de actividades vulnerables, llamada Fraudes-Cajeros Automáticos, en la cual detalla el mecanismo que detectó por el cual se lavó una cuantiosa cantidad de recursos provenientes de fraudes en cajeros automáticos instalados en zonas turísticas en el país.

En el documento, al cual este medio tuvo acceso, se describe cómo una banda de delincuentes, integrada en su mayoría por extranjeros, creó una empresa que rentaba cajeros automáticos a una institución financiera y por los cuales se copiaban datos de tarjetas de crédito y de débito, con el fin de extraer recursos en efectivo.

De acuerdo con la UIF, esta firma de compraventa de cajeros automáticos generó ingresos millonarios y se convirtió en una de las operadoras de skimming (robo de información de tarjetas) más grandes del mundo.

COLOCACIÓN, DIVERSIFICACIÓN E INTEGRACIÓN
Según la literatura del lavado de dinero, este delito se integra de tres fases: colocación, diversificación e integración, con el fin de hacer pasar recursos ilícitos como lícitos.
En este caso, la colocación se llevó a cabo cuando esta banda realizó inversiones millonarias en inmuebles por medio de otra empresa, donde el líder del grupo delictivo aparecía como representante legal y el cual estaba vinculado corporativamente con distintas personas morales y físicas que tenían un patrón común: poca permanencia de recursos e inconsistentes con sus declaraciones fiscales.

La diversificación de los recursos llegó cuando los integrantes de la banda realizaron operaciones mediante el uso de efectivo por importantes sumas de dinero, por medio de operaciones con cheques interbancarios y de caja, además de que llevaron transferencias internacionales por montos que no eran acordes a su actividad económica.
Parte de esas transferencias se realizaron a países que son considerados paraísos fiscales.

En el paso de la integración, los integrantes de esta banda adquirieron diversos inmuebles, realizaron operaciones con tarjetas de servicio o de crédito, compraron automóviles de lujo y relojes, además de que participaron con cantidades cuantiosas en juegos de apuestas.

Dadas las elevadas operaciones financieras que realizaron, la UIF no sólo detectó la red de lavado de dinero, sino también inconsistencias fiscales en sus declaraciones.
Según la UIF, las irregularidades detectadas encuadran en los supuestos de depósitos, retiros, traspasos y transferencias, desde o hacia el extranjero, con recursos de origen ilícitos relacionados con fraudes cometidos por medio de cajeros automáticos, así como una lesión al fisco federal.

MÉXICO
AGENCIAS

 

TE PUEDE INTERESAR

Danna Paola deslumbra en los Premios MIAW 2024

El jueves 11 de julio se celebraron los Premios MIAW 2024, y como era de …