David Harbour revela que perdió 36 kilos para Stranger Things

La estrella de Stranger Things asumió una rigurosa rutina de ejercicios para perder peso después de que Hopper fuera encarcelado en un campo soviético en la cuarta temporada. Él se inscribió en Pilates y comenzó a ayunar intermitentemente, perdiendo hasta 36 kilos en el transcurso de ocho meses, pero como le dijo recientemente a GQ, “No creo que vuelva a hacer eso”.

“Sí, nunca más”, dijo, antes de agregar que los efectos especiales pueden hacer el trabajo. “Las prótesis son demasiado buenas”.

A David también le repugna la idea del método de actuación, el proceso de sumergirse en un personaje. Él recordó cuando interpretó a un rey escocés y pensó para sí mismo “‘Voy a matar a un gato’ o algo así: ‘Voy a asesinar algo para saber qué se siente al asesinar’”, y agregó, “No lo hice de verdad, obviamente”.

Y continuó, “Eso no solo es una tontería, es peligroso y en realidad no produce un buen trabajo”.

Por supuesto, Daniel Day Lewis, Leonardo DiCaprio y, más recientemente, Jeremy Strong han sido aplaudidos por sus respectivas actuaciones gracias al método de actuación, pero David, no obstante, se siente desanimado por el proceso. “Él es un actor extraordinario que me cautiva y fascina”, dijo específicamente sobre el actor de There Will Be Blood. “[Pero] cuando explica su proceso, me parece una tontería”.

Si David se hubiera metido totalmente en el método, esencialmente transformándose en Hopper, es posible que no hubiera conocido a su esposa, Lily Allen. El actor recordó haber ido a su tercera cita y haber sido sincero, lo que le preocupaba que la desanimara.

“Estaba en esta fase, donde estaba como, voy a ser brutalmente honesto sobre todo, porque ¿por qué mentir? Y le conté algo sobre mi vida, sobre mis creencias”, dijo. “Se necesitaría una persona realmente extraordinaria para aceptar las cosas que dije. Y recuerdo haber pensado, Wow, ese es alguien con quien quiero estar”.

De hecho, David dijo anteriormente que conoció a la cantante británica cuando estaba físicamente en su peor momento. “Es un verdadero testimonio de mi carisma innegable cuando digo que mi esposa me encontró con 127 kilos con esta barba y este cabello”, le dijo al New York Times en julio pasado. “Tuvimos una cita en el [restaurante] Wolseley en Londres, y ella realmente se enamoró de mí en mi peor momento, físicamente y en cuanto al cabello”.

La pareja se casó en Las Vegas un año después, con las dos hijas de Lily como testigos. Ellos celebraron sus nupcias con una grasienta cena en In ‘N Out, donde compartieron algunas fotos de ellos con sus atuendos de boda. “En una boda oficiada por el propio rey, la princesa del pueblo se casó con su devoto, humilde pero amable titular de una tarjeta de crédito en una hermosa ceremonia iluminada por el cielo ceniciento cortesía de un estado en llamas a kilómetros de distancia en medio de una pandemia global”, compartió en su anuncio. “Se sirvieron refrigerios en una pequeña recepción después”.

AGENCIAS NACIONAL

TE PUEDE INTERESAR

Taxista provoca choque en Malecón de Coatza

Solo daños materiales estimados en más de 25 mil pesos, fue el saldo de un …