En el balcón de Buckingham en su primer saludo al pueblo.

Carlos III es coronado rey del Reino Unido

El nuevo monarca de Gran Bretaña participó en una pomposa ceremonia junto a Camila y a unos 2 mil 300 invitados en la Abadía de Westminster, en Londres.

 

EL JURAMENTO
Minutos después de que arranque la ceremonia, Carlos III ha jurado ante la Biblia. “¿Prometeréis y juraréis solemnemente gobernar a los pueblos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte según sus respectivas leyes y costumbres Ley y Justicia?”, ha dicho el arzobispo de Canterbury, ante la afirmativa del nuevo rey.
“Todo esto prometo hacer”, ha jurado el nuevo rey de Inglaterra, con una mano puesta sobre el libro sagrado y dándole posteriormente un beso.

EN EL BALCÓN SIN SU HIJO ENRIQUE
Sí acudió a la Abadía de Westminster para la solemne coronación aunque, según el tabloide Daily Mail, partió directamente del templo al aeropuerto nada más acabar el servicio religioso.

1851 INICIÓ
La tradición de saludar desde el balcón, cuando la legendaria reina Victoria apareció allí en medio de las celebraciones por la inauguración de la Exposición Universal.

12 MILLONES
De dólares habría costado la coronación, según el comité de la Operación Golden Orb, que estuvo a cargo de la planeación.

Carlos III, de 74 años, fue coronado en la Abadía de Westminster, en una fastuosa y solemne ceremonia en Londres, evento inédito en el Reino Unido desde hace 70 años. El acto tuvo lugar ocho meses después de su llegada al trono tras la muerte de su madre Isabel II.
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, puso la corona de San Eduardo sobre la cabeza del rey ante unos 2 mil 300 invitados, entre ellos un centenar de jefes de Estado extranjeros, como Luiz Inácio Lula da Silva y los reyes de España, Felipe VI y Letizia. Tras colocarle la corona, el arzobispo gritó a la congregación “Dios salve al Rey”, tras lo cual se escucharon trompetas. La esposa de Carlos III, Camila fue coronada inmediatamente después de un modo similar pero más sencillo.

Sentado en la silla de roble de San Eduardo, considerado el mueble más antiguo del Reino Unido y colocado sobre un piso de mosaico medieval, Carlos III fue coronado tras recibir las distintas insignias reales, que simbolizan las responsabilidades como el jefe de Estado británico hasta el día de su muerte.

Al rey se le entregó el orbe del soberano, que simboliza el mundo; el cetro con cruz, que representa el mundo cristiano; y el cetro de la paloma, símbolo del papel espiritual del monarca.

DE VUELTA A BUCKINGHAM
Por último Welby le colocó la corona de San Eduardo, hecha en oro y decorada con rubíes, amatistas, zafiros, granate y topacios, la única vez en su vida que el monarca la llevará. Antes, el monarca fue ungido con aceite consagrado por el arzobispo de Canterbury, el rito religioso más solemne de la liturgia de la coronación, que requiere que el monarca esté temporalmente oculto al público.

El soberano quedó velado por un panel de tela bordada con motivos de ángeles y un árbol con 56 hojas que representan a cada uno de los países de la Commonwealth, bendecida en la Capilla Real del Palacio de St James hace una semana. Durante la unción, el coro entonó la pieza “Zadok the Priest”, compuesta por Georg Friedrich Handel para la coronación de Jorge II, en 1727.
Acompañados por miles de militares y miembros de la realeza, los monarcas regresarán en una nueva procesión al Palacio de Buckingham, donde acompañados por su familia saludarán a la multitud desde el balcón.

LONDRES
AGENCIAS

TE PUEDE INTERESAR

Cristalazo a vehículo

Vándalos dañan y ultrajan objetos del interior de un vehículo particular, en calles del Barrio …