Argentina retiene avión de Venezuela con tripulación iraní; pasó por México

Argentina retuvo el pasado 6 de junio en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza a un avión vinculado a una empresa de Irán y otra de Venezuela, sancionadas por Estados Unidos, en el que viajaban 17 tripulantes, entre los que se encontraban cinco iraníes que pertenecerían a la Fuerza Quds, una división de la Guardia Revolucionaria Islámica declarada por el gobierno estadounidense como grupo terrorista.

El ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Fernández, dijo: “El gobierno inmovilizó en Ezeiza un avión venezolano sancionado por Estados Unidos y le retuvo el pasaporte a cinco tripulantes iraníes”.

La retención de la aeronave se dio a conocer a partir de un pedido de informes al Poder Ejecutivo que presentó el viernes el diputado Gerardo Milman, de la principal coalición opositora Juntos por el Cambio.

Aníbal Fernández detalló que el lunes 6 de junio el avión Boeing 747, matrícula YV3531, aterrizó en la terminal de carga en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenas Aires, luego de haber aterrizado en Córdoba por razones meteorológicas.

Los registros de la plataforma FligthAware señalan que el avión despegó el domingo 5 de junio a las 8:11 de la noche del Aeropuerto Internacional de Querétaro y llegó a las 12:40 de la madrugada del lunes en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Venezuela.

No obstante, la bitácora de vuelos no tiene registros de que el avión se dirigió a Argentina.

En entrevista a un medio radiofónico de Argentina, el ministro Aníbal Fernández, aseguró que ninguno de los tripulantes contaba con fichas rojas, por lo que no se les prohibió el acceso.

“Posterior al ingreso se reciben por distintos canales información de organismos extranjeros que advertían acerca de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la Fuerza Quds, de la Guardia Revolucionaria de Irán”, dijo.

Agregó que identificaron que el avión era propiedad de la empresa iraní Mahan Air, relacionada con la organización militar iraní sancionada por Estados Unidos. En la actualidad es propiedad de Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa).

Señalaron que la aeronave continúa retenida en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y a los tripulantes iraníes se les retiraron sus pasaportes.

AGENCIAS NACIONAL

TE PUEDE INTERESAR

Controlan parte del incendio en tanques de combustible en Cuba

La tripulación de un helicóptero mexicano que sobrevoló hoy miércoles el incendio en una base …