Gabriel García-Márquez

Sentido común: EL METRO DE QATAR, DISEÑO DE UN MEXICANO

Pocos saben quién es Daniel Rodríguez Escobar, un diseñador industrial de origen mexicano egresado de la Universidad Iberoamericana (UIA), que diseñó nada más y nada menos que el Metro de Doha, la capital de Qatar, donde se está celebrando el mundial de fútbol.

Luego de haberse recibido como diseñador industrial en la UIA, logró una beca para cursar la Maestría en Diseño de Productos en la Universidad de Kioto, Japón. Esto fue hace veinte años y debido a sus habilidades se quedó a trabajar en aquel país como Industrial Design Office Manager en la empresa japonesa Kinki Sharyo dedicada a la fabricación de trenes, que entre los distintos proyectos que ha desarrollado en el mundo está el Metro de Los Ángeles, el de Osaka, parte del metro del Cairo en Egipto, el Green Moven de Hiroshima y el metro de Dubai.

Entre las novedades más destacadas que tiene Qatar está el Metro de Doha, que es una maravilla de la era moderna, que se ha estrenado durante el mundial de futbol. Este tren cuenta con tres tipos de vagones, que corresponden cada uno a las clases en que se divide el transporte según sea el costo del boleto. Lo más impresionante que tiene este tren es que carece de conductor, es decir, es de conducción autónoma.

Y esto se ha logrado gracias a la creatividad de un talento mexicano, que puso creatividad e intelecto al servicio del avance científico y del desarrollo mundial. El diseñador mexicano Daniel Rodríguez Escobar ha declarado que, para desarrollar este proyecto, realizó una investigación muy profunda tanto de la cultura, como de la idiosincrasia, costumbres y necesidades de la población de Qatar. Este país con más de tres millones de habitantes, de los cuales solamente el diez por ciento son nacionales.

Con el Metro de Qatar no nada más se hizo gala de la riqueza con que cuenta el país, que por cierto tiene el doble de reservas petroleras que México, sino también hizo gala de las tradiciones que lo hacen tan especial en la cultura islámica. Es por esto por lo que el diseño exterior del tren lleva la figura de unos caballos árabes, que son famosos por su rapidez y capacidad de razonamiento, por lo que están considerados como el emblema de la velocidad y la inteligencia, lo que se ve reflejado en el diseño del metro. Las ventanas del tren tienen formas geométricas que van más allá del rectángulo común, con el fin de respetar la arquitectura qatarí donde predominan los arcos en las ventanas.

Esto es un ejemplo más de la necesidad de fortalecer el presupuesto destinado por el gobierno, para impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación, que durante este gobierno ha sido tan vilipendiada, no nada más por el recorte en los recursos, sino también por poner al frente del Conacyt a gente sin el perfil adecuado, para lograr que los científicos mexicanos se queden en México y desarrollen su talento en nuestro país.

Y como ha declarado el diseñador Daniel Rodríguez “los profesionales mexicanos tienen preparación para abrirse paso en cualquier parte del mundo, mostrando su capacidad, honestidad e inteligencia”, pero qué creen, solamente hace falta que en su país se les valore.

Mientras tanto, habrá que llamar a Daniel Rodríguez Escobar a que le eche un vistazo al Metro de la Ciudad de México, para ver qué se puede hacer para modernizarlo y si no cuando menos para ponerlo en condiciones de ofrecer un buen servicio a los millones de usuarios.

La fuga de cerebros es uno de los males que tiene a México estancado, tan es así que nadie ha hecho un reconocimiento a este diseñador mexicano, que ha puesto en alto la inteligencia mexicana en el Mundial de Futbol, donde los aficionados mexicanos esperan con ansia que la Selección Mexicana logre alcanzar un sitio destacado.

Gabriel García-Márquez

TE PUEDE INTERESAR

Últimos boletos a París 2024

La Federación Mexicana de Voleibol (FMVB) dio a conocer las duplas nacionales que disputarán el …