Los novios emprendieron una demanda contra el lugar, mientras las autoridades italianas investigan si es culpable de causar daños por negligencia y de no completar el trabajo necesario para eliminar los peligros. El antiguo convento permanece cerrado mientras la policía investiga su integridad estructural.

Novios e invitados caen de una altura de 8 metros en la recepción nupcial

 

 

 

ITALIA

AGENCIAS

Un suceso inesperado estuvo a punto de poner fin al amor de una pareja luego de que, durante la recepción nupcial ocurriera un accidente que provocó que los recién casados pasaran su noche de bodas en camas de hospital.

Todo ocurrió en una boda que se celebraba en antiguo convento Giaccherino en Pistoia, Toscana, en donde los novios y más de 30 de sus invitados cayeron desde una altura de 8 metros luego de que se hiciera un enorme hoyo en el piso.

Un video de lo ocurrido con fecha del 13 de enero muestra a los invitados bailando y saltando mientras la música sonaba a todo volumen en el ático cuando de repente se abrió un enorme agujero.

Decenas de invitados inmediatamente cayeron al suelo, mientras otros asistentes a la fiesta los miraban fijamente, gritando de terror.

Entre los que cayeron estaban los recién casados, Paolo Mugnaini y su novia italoamericana, Valerie Ybarra, originaria de Houston, Texas.

“De repente, me encontré en otra dimensión, en la oscuridad, en el vacío. En un momento escuché cuerpos caer sobre mí, junto con escombros de todo tipo, polvo, astillas”, dijo el recién casado a medios locales.

Al principio, el novio dijo que no estaba seguro de lo que estaba pasando. “Había entrado en un remolino espantoso y no podía orientarme. Entonces me encontré frente a mi mejor amigo. Lo llamé, pero no contestó, tenía un corte grande en la cabeza, había mucha sangre. Sólo entonces comencé a comprender. Comencé a gritar y llamé a Valerie, mi esposa. Ella no respondía y parecía haber desaparecido. Temí que la hubieran enterrado entre los escombros”.

Más tarde los dos fueron fotografiados tomados de la mano en sus camas de hospital, una al lado de la otra, mientras Mugnaini recibía líquidos por vía intravenosa. Fueron dados de alta del hospital al día siguiente, dijeron las autoridades.

Otras 37 personas que asistieron a la boda también recibieron tratamiento médico y 28 permanecieron en el hospital al día siguiente, anunció la autoridad sanitaria local de Toscana.

Dos estaban en cuidados intensivos, incluido un niño, sin embargo, se encuentran fuera de peligro, mientras que otros están siendo evaluados por posibles fracturas de huesos, y un obstetra y ginecólogo estaba examinando a una mujer embarazada que también cayó.

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Exigen justicia por elementos de la GN desaparecidos en costas de BC

Familiares de los siete soldados extraviados en las aguas del Pacífico frente a las costas …