Ningún lugar seguro: personas haitianas en movimiento (Tercera parte)

En el artículo anterior hablamos que Amnistía Internacional empezó a mantener bajo observación la situación de las personas haitianas en movimiento en septiembre. En octubre, un equipo de investigación de Amnistía Internacional (AI) y de Haitian Bridge Alliance (HBA) visitó Tapachula, en el sur de México, donde se están tramitando la mayoría de las solicitudes de asilo en este país y donde decenas de miles de personas haitianas están actualmente atrapadas en una situación de incertidumbre, en espera de que se resuelvan sus solicitudes de asilo.

Información reunida mediante entrevistas realizadas con personas haitianas durante un viaje a Tapachula, en el estado mexicano de Chiapas, del 11 al 17 de octubre de 2021.

Casi todas las personas con las que habló AI/HBA en Tapachula habían salido de Haití entre cuatro y seis años antes y en su mayoría vivieron en Chile antes de decidir dirigirse a México y Estados Unidos. Un número más reducido vivió en Brasil.
Durante la visita, AI/HBA habló con más de 60 personas haitianas, a veces en entrevistas exhaustivas individuales o con grupos pequeños de familiares y personas allegadas.

El equipo de investigación utilizó una mezcla de técnicas de muestreo al azar y en bola de nieve para identificar a las personas haitianas, a las que entrevistó en lengua criolla y que en su mayoría pidió que no se hiciera público su nombre ni se las identificara por temor a las represalias.

En algunos casos, AI/HBA ha omitido datos concretos que podrían revelar identidades.

El equipo también se reunió con representantes de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) y de ONG locales.
El 21 de octubre, Amnistía Internacional envió una petición de acceso a la información a las autoridades mexicanas para recabar datos sobre el número de deportaciones a Haití que habían llevado a cabo y los recursos empleados para facilitarlas.

Según la legislación nacional, tienen 20 días para responder.

En los últimos años, el número de personas que buscan asilo en México ha aumentado. Según las autoridades de este país, hasta mediados de octubre, la mayor parte de ellas huía de Honduras, pero a partir de esa fecha son mayoría las procedentes de Haití.

Decenas de miles de personas haitianas esperan actualmente la resolución de su solicitud de asilo en Tapachula, donde deben aguardar hasta que se produzca.

Más de 26 mil personas haitianas han pedido asilo en México este año, frente a las apenas 6 mil solicitudes por año de 2020 y 2019, según las autoridades mexicanas.

Menos de la mitad de las solicitudes de protección internacional presentadas por personas haitianas en 2020 y 2021 se resolvieron a su favor, en comparación con un porcentaje de éxito del 97%-98% de las procedentes de Venezuela y del 84%-85%29 de las hondureñas en el mismo periodo.

Aunque el secretario de Relaciones Exteriores de México anunció en septiembre que se concedería el asilo a 13 mil personas haitianas, a estas alturas de 2021 sólo el 44 % de solicitantes de Haití han conseguido la condición de refugiado o protección complementaria. En un artículo de opinión, el titular de la COMAR manifestó que la inmensa mayoría de las personas haitianas no eran refugiadas, afirmación general contraria al espíritu de llevar a cabo una evaluación individual de las necesidades de protección como parte de las entrevistas para la obtención de asilo, examen que exige el derecho internacional.

Personal de la COMAR dijo también al equipo de AI/HBA que no se suele considerar a las personas haitianas a la hora de conceder la condición de refugiado en aplicación de la Declaración de Cartagena, de la que es parte México, porque ya habían tenido la oportunidad de recibir protección en otros países en los que habían vivido, como Chile y Brasil, postura que contradice la información reunida por AI/HBA.

Uno de los motivos de la saturación del sistema de refugio de Chiapas es que las autoridades de inmigración mexicanas ofrecen pocas vías legales alternativas a la residencia más allá del asilo.

Aunque la legislación mexicana prevé la concesión de visados por razones humanitarias y otras vías legales a la residencia, quienes llegan al sur de México en busca de seguridad no tienen efectivamente más opción que solicitar asilo.

Las ONG locales confirman que la COMAR está demasiado desbordada e infradotada para tramitar efectivamente cada solicitud. Mientras tanto, según la información que pudo recabar AI/HBA, las autoridades mexicanas de inmigración están llevando a cabo deportaciones masivas a Haití, devolviendo de forma sumaria a personas haitianas a Guatemala o limitando sus movimientos dentro de México al estado de Chiapas.

CONTINUARÁ…
¿Usted qué opina?
Fuente: https://www.amnesty.org
¡Ahora que lo sabes, haz valer tus derechos! cultura.legal19@gmail.com

TE PUEDE INTERESAR

Cualquier abuso de autoridad de los elementos de seguridad debe ser denunciado: DH y OCC

La Delegación Regional de Derechos Humanos y el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, exhortaron a la …