LOS TIEMPOS DE DIOS SON PERFECTOS

1 Samuel 24:6
“El SEÑOR sabe que no debería haberle hecho esto a mi señor y rey —dijo a sus hombres—. Que el SEÑOR me libre de hacerle tal cosa a mi señor el rey y atacar al ungido del SEÑOR, porque el SEÑOR mismo lo ha elegido”.

Con paciencia esperaré…. Es interesante lo desesperados que somos para esperar nuestro turno, muchas veces vemos a personas triunfar y cuando vamos con ellas les preguntamos qué hicieron para lograr ese triunfo, esperamos una fórmula mágica que nos haga obtener esa bendición.

Y evitar la larga espera y con ellos los procesos el cansancio y la incertidumbre de saber si lo estamos haciendo bien o que si lo que fue bueno para otros lo será también para nosotros…

Soy una persona que me gusta aprender, siempre quiero saber qué han hecho los grandes hombres de Dios, los que tienen ministerios grandes para poder aplicarlo, en un principio creía que eran fórmulas, después entendí que se trataba de principios, pero me doy cuenta de que se trata de “saber esperar el tiempo” o como lo diría yo; esperar tu turno, para ello hay que hacer lo que corresponde, prepararse, estar al pendiente hasta que te toca, permanecer en el lugar y el tiempo preciso porque tampoco te puedes adelantar.

Un principio del liderazgo dice que no hay atajos.

Lo vemos con David, las personas que estaban a su alrededor no lo comprendían, ellos estaban desesperados por llegar al poder, por ver a David como rey, él ya había sido ungido como el siguiente rey, pero tenía que esperar a que Saúl muriera para dejar el cargo y tomarlo en su lugar.
Sin embargo, en la vida te enfrentarás a “atajos” que te prometerán llegar más rápido, pero en realidad eso no es posible.

¿Por qué es tan importante saber esperar?

Porque es muestra de fidelidad, de lealtad, de paciencia de honradez e integridad.

El principio está claro, no hay atajos al éxito, pues todo llevará su tiempo y sobre todo dedicación a lo que haces para el reino y en todos los ámbitos de tu vida.

Te invito a que esperes tu turno, tal vez ya estés desesperado, pero Dios se va encargar de llevarte a donde Él te prometió.
ÉL no es hombre para que mienta.

Si ÉL lo dijo lo hará. Y puedas decir como dice su Palabra…en el libro de los Salmos cap. 40:1
Pacientemente esperé a Jehová Y ÉL me respondió….

Bendiciones que está palabra sea de bendición a tu vida y la respuesta a lo que estabas esperando. Bendigo tu vida en el nombre Poderoso de Jesús.

Con amor Pastora Lupita Ruiz Sibaja.
Iglesia Tabernáculo de Dios.

En estos tiempos difíciles donde debemos congregarnos personalmente con todas las medidas sanitarias adecuadas, te invito a que nos acompañes en 2° Callejón de la báscula No. 10, colonia Esfuerzo de los Hermanos del Trabajo todos los domingos a las 11 am.

Busca a Dios con humildad de corazón.
Dios está donde su nombre es invocado.
Página de Facebook; Lupita Sibaja.
Consejería al Cel. 921-239-11-22.
Bendiciones abundantes.

TE PUEDE INTERESAR

NO DEBES ASUSTARTE

En nuestros días el relativismo y el consumismo son lo que marcan y resaltan en …