Llega a Colima Tim Shaddock, el náufrago australiano rescatado por un atunero mexicano

El náufrago Timothy Shaddok a bordo del barco pesquero que lo rescató.Grupomar

Han pasado tres meses desde que Tim Shaddock, un marinero australiano de 54 años, y su perra tocaran tierra por última vez. Salió de La Paz (en Baja California Sur) rumbo a la Polinesia Francesa. Un trayecto de más de 6.000 kilómetros. Una tormenta dañó su embarcación. Semanas después, un buque atunero encontró el catamarán a la deriva en el océano Pacífico. Este martes, y tras meses de comer pescado crudo y beber agua de lluvia para sobrevivir, Shaddock ha vuelto a tocar tierra en el puerto de Manzanillo (Colima).

La tripulación del buque atunero María Delia, capitaneado por Óscar Meza, vio a un hombre flotando en una embarcación averiada mientras realizaban su viaje de pesca y sus trabajos habituales. Estaban en pleno océano Pacífico Oriental, en aguas internacionales, a más de 2.000 kilómetros de la costa (1.200 millas). Shaddock estaba afectado por los tres últimos meses, con signos de deshidratación e insolación (“en una situación extremadamente precaria”, concreta la compañía Grupomar, propietaria del atunero). Estuvo sin provisiones adecuadas ni refugio, alimentándose con pescado crudo y bebiendo el agua de la lluvia. Acompañado solo por su perra, Bella.

Las imágenes del Shaddock rescatado de su catamarán, el Aloha Toa, comenzaron a difundirse en redes. En las fotos posteriores, podía verse al marinero australiano debilitado, tomando bebidas con azúcares y minerales. “He pasado por una prueba muy difícil en el mar. Solo necesito descanso y buena comida, porque he estado solo en el mar durante mucho tiempo”, contaba Shaddock en entrevista con el medio australiano 9News el pasado domingo.

“Gracias a la experiencia de la tripulación del buque, pudo ser rescatado sano y salvo, recibiendo la atención médica, hidratación y alimentación necesaria”, señalaba la empresa Grupomar en un comunicado. No era la primera vez que alguno de los buques de Grupomar rescataba a un náufrago en las aguas oceánicas. El presidente de la compañía, Antonio Suárez expresó su orgullo hacia la tripulación del María Delia. “Estoy orgulloso de mis marineros por su valentía y humanismo en el exitoso rescate del señor Shaddock. Su profesionalismo y compromiso con la seguridad y el bienestar de los demás son ejemplos claros de la ética de nuestra gente. Me alegra que hayamos podido salvar la vida de alguien en apuros”, comentaba Suárez.

La compañía notificó a las diferentes autoridades –desde la Secretaría de Marina a la Embajada de Australia– para que se realizaran los trámites correspondientes y se iniciaran los protocolos legales para que el náufrago australiano pueda regresar a su hogar, en Sidney.

AGENCIAS CDMX

TE PUEDE INTERESAR

Sequía Mata A Cientos De Miles De Peces

  La sequía que azota a tres cuartas partes de México mató a cientos de …