Luis Velázquez

Escenarios

•Utopía periodística


•Semillero de reporteros

•Posgrado en la U.N.A.M.

UNO. Utopía periodística



En la U.N.A.M. lanzaron este mes un proyecto educativo para formar reporteros. Se llama Corriente Alterna. Lo encabeza el cronista y escritor, Emiliano Ruiz Parra. Y la admisión de los estudiantes es rigurosa, porque, además, los maestros son periodistas en activo y quienes enseñan en base a experiencias.
Abrieron un portal periodístico con el mismo nombre. Combinan la experiencia de reporteros profesionales con la formación académica. Sueñan con que los egresados alcancen un periodismo “veraz y responsable”, la vieja, histórica, mítica y legítima aspiración de todos los tiempos.

DOS. Semillero de reporteros



Ruiz Parra es el titular de la Unidad de Investigación. En sus palabras definió la esencia superior de Corriente Alterna: “Formar un semillero de reporteros que quieran ejercer el periodismo como contrapoder, fundado en la libertad de expresión y con un sólido enfoque social”.
Contrapoder… significa frente y/o ante el poder, conscientes quizá de que el político busca el poder y el reportero la información, pero más aún de que el político tiene a esconder la información y el reportero a rastrear pistas hasta debajo de las piedras.

TRES. Sueño de Ruiz Parra



Ese tipo de periodismo costó a Ricardo Flores Magón (Regeneración) que Porfirio Díaz Mori lo encarcelara cuarenta y una ocasiones y treinta veces a Filomeno Mata (Diario del Hogar).
También costó el exilio a Mario Renato Menéndez Rodríguez, del semananio Por qué.

Y a don Julio Scherer García, director general de Excélsior, el golpe de Estado ordenado por Luis Echeverría Álvarez.
Ruiz Parra con la U.N.A.M. sueñan…

CUATRO. Tertulias de García Márquez



La elección de los alumnos, 21 en total, quienes alternan con 6 reporteros/maestros, está enfocada a la carrera de Comunicación de la UNAM, pero también a carreras afines, digamos, Literatura y Filosofía.
Se trata, más o menos, como las famosas tertulias que Gabriel García Márquez solía practicar (y sugerir) en los medios (una media hora diaria, mínimo) entre los trabajadores de la información para platicar y debatir sobre el oficio con el único objetivo de mejorar tanto la técnica para rastrear información como los contenidos y la pulcritud literaria.

CINCO.

Alumnos becados

Los estudiantes están becados. Reciben un apoyo mensual de dos mil pesos. El tope de edad oscila de los 19 a los 25 años.

Cada grupo tiene un reportero profesional como tutor. Y el curso gira alrededor de los géneros periodísticos y los asuntos de la agenda pública vitales como son, entre otros, el enfoque de género y los derechos humanos.
”El trabajo se organiza eligiendo un tema bajo la guía de un reportero, de ayuda para la edición y dirección”.

SEIS. Portal digital



La ideal del portal digital, Corriente Alterna, es que “los becarios produzcan para otras plataformas como Radio U.N.A.M. y T.V. U.N.A.M.
“También vamos a generar contenido, ya lo empezamos a hacer, para la Revista de la Universidad y en algún momento tener material de calidad para poder hacer libros”, agrega Ruiz Parra.
Los becarios recibirán capacitación, talleres, charlas y cursos de ayuda a un programa de enseñanza permanente.

Escenarios
Luis Velázquez

TE PUEDE INTERESAR

Entendiendo el derecho, la voz de los estudiantes

ORATORIA JURÍDICA (ÚLTIMA PARTE) En los artículos anteriores se habló que la oratoria es el …