Una pipa de agua en la Ciudad de México va desde los 950 pesos, por 5 mil litros de agua, hasta los 2 mil 300 por 20 mil litros; sin embargo, el negocio no está regulado y cada zona y empresa maneja sus propios precios, incluso se ha reportado el aumento de costos cuando más escasea el líquido. Lavadoras ecológicas De acuerdo con el director de expansión de franquicias de Ecoclean, una familia promedio lava 12 kilos a la semana y tarda entre 7 y 9 horas, mientras en una lavandería el tiempo puede ser de una hora. Además, una lavadora doméstica consume en promedio 180 litros de agua por cada carga de 10 kilos de ropa, mientras que las lavadoras ecológicas consumen 65 litros.

Escasez de agua pone a prueba resiliencia de las lavanderías

 

Las empresas han tenido que reestructurar su planeación en el suministro del vital líquido.

“Los jueves suelen ser días tranquilos, no suele haber mucha gente, pero hoy hay más de lo normal, en la colonia de enfrente no hay agua y la gente viene a lavar su ropa, porque la poca agua que llega la usan para el baño, para los trastes o para bañarse”, comenta Leticia Molina, encargada de Lava y Seca, lavandería ubicada en Pantitlán.

El 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua y ante la escasez de agua que vive la Ciudad de México los habitantes han optado por acudir a lavanderías y preservar la poca agua que llega para lo esencial, esto ha aumentado la afluencia de las lavanderías 20%, en promedio.

“La gente dice que no les cae el agua, o les cae sucia. Además, el tiempo de lavado es menor aquí, por eso prefieren venir a lavar”, señaló Leticia.

Aunque las lavanderías tienen modelos de negocio estandarizado, basado en la compra de pipas, pues no cuentan con toma de agua conectada a las colonias, sí se han visto en la necesidad de comprar más pipas de agua y hacer una planeación más eficiente.

“Cuando hay notificación de que va a haber escasez de agua, como la crisis hídrica que está sucediendo en la Ciudad de México, desde luego hay una planeación más eficiente por parte de los propietarios de la tienda”, destacó en entrevista Enrico Salvatori, director de expansión de franquicias de Ecoclean.

A LA CAZA DE PIPAS DE AGUA

Las lavanderías, como las de Ecoclean, están diseñadas para tener una semana de autonomía, lo cual equivale a un depósito de agua de 15 mil a 25 mil litros de agua, dependiendo de la zona, pero cuando hay escasez de agua y el número de clientes aumenta, la autonomía puede bajar a cinco días.

En la temporada de mayor falta de agua, las lavanderías piden dos o tres pipas más para abastecer la demanda; sin embargo, también aumentan las solicitudes de pipas y ello complica el abastecimiento.

“Hay riesgos de que por temas poblacionales las pipas escaseen, es el riesgo que tiene el negocio y el impacto principal que puede poner en riesgo la continuidad de la operación de la tienda”, precisó Salvatori.

En ello coincide Leticia Ángeles, de la empresa familiar Tintorería y lavandería Rocío, quien destacó que usa percloroetileno para lavar en seco, pero que sí se ha visto en la necesidad de comprar pipas para el agua que se usa en la tintorería.

Al ser una empresa familiar y estar ubicado debajo de la casa, si el agua falta no sólo el negocio se ve afectado, sino toda la familia, por ello ha tenido que comprar pipas, que tienen un costo de mil 800 pesos sólo por un cuarto de pipa.

MÉXICO

AGENCIAS

 

TE PUEDE INTERESAR

Asesinan a candidato del PRI-PAN-PRD a alcaldía de Ciudad Mante, Tamaulipas

Noe Ramos Ferretiz, candidato de PAN, PRI y PRD a presidente municipal de Ciudad Mante, …