Reforma/Liberal En esta etapa de restauración se invertirán más de 4 millones de pesos provenientes del Fideicomiso de Patrimonio Cultural.

Entra a nueva etapa de restauración

El Templo de Nuestra Señora de Dolores, construido en 1909 en el Centro de Monterrey, vivirá una nueva etapa de restauración en sus pinturas murales.

Tras siete años de haber concluido la primera fase para restaurar la decoración de la iglesia, Conarte inició el lunes pasado los trabajos para recuperar las pinturas de la entrada, el coro (espacio superior, donde está el órgano) y el sotocoro (parte inferior).

“Es un edificio centenario, forma parte del patrimonio del siglo 20 de la ciudad”, expresó en entrevista Ricardo Marcos, presidente del organismo estatal.

El proyecto está a cargo de Restáurika, empresa que también realizó las obras de 2014, cuando se rescató la pintura mural de las tres bóvedas del recinto, la luneta de ábside, que está cercana al altar, y parte de los muros sur y norte.

Dolores tiene tres etapas pictóricas. Las más antigua (1909) se realizó con óleo y hoja de oro falsa; la segunda (1938-1939) está compuesta por acrílico, y la tercera (1968-1969) es un repinte de pintura acrílica sobre el trazo de la segunda decoración.

El coro y el sotocoro sólo tienen las primeras dos fases pictóricas, que presentan desprendimientos en la pintura, indicó Selene Velázquez, directora de Restáurika.

“Se van a hacer procesos para conservar la pintura que está ahorita”, explicó.

“En muchas ocasiones se piensa que lo que está desprendido se va a retirar y se va a volver a pintar de nuevo, y no es así. Todas las hojuelas o la capa pictórica que está por desprenderse se vuelve a fijar a la superficie”.

Se invertirán 4 millones 697 mil 576 pesos, provenientes del Fideicomiso de Patrimonio Cultural (Fideicultural) que destina el 1 por ciento del presupuesto de obra pública a la preservación del patrimonio.

“Los maestros restauradores están trabajando con jeringas, con las que inyectan soluciones para poder solidificar materiales y trabajar con ellos sin perder la policromía del espacio”, dijo Carmen Junco, impulsora del Fideicultural.

Se estima que los trabajos durarán cinco meses y, una vez concluidos, se buscará rescatar el altar y la bóveda principal.

Considerado Patrimonio Cultural de Nuevo León, el templo está en la esquina de Ruperto Martínez y Juan Méndez.

Monterrey
Dalia Elena Gutiérrez Gutiérrez
Agencia Reforma

TE PUEDE INTERESAR

“No se les toma en cuenta”: AMLO arremete pendientes de EU con comunidad migrante de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó este jueves que se hará una revisión a todos los consulados …