El trabajo presencial está ganando terreno, los trabajadores reconocen un mayor interés de las empresas por volver a la oficina, y las fricciones entre lo que quiere la fuerza laboral y los empleadores ya son notorias.

Empresas hacen a un lado flexibilidad ganada en la pandemia y retornan a la presencialidad

Ya pasaron cuatro años desde que la declaratoria de emergencia sanitaria por la Covid-19 forzó el experimento masivo más grande de teletrabajo en el mundo, México no fue la excepción en esta tendencia. Sin embargo, diversos reportes apuntan a una realidad muy distinta en la actualidad: el trabajo remoto fue más un modelo emergente que una nueva forma de trabajo, y hoy las empresas están privilegiando las actividades presenciales.

De acuerdo con el informe de Tendencias en beneficios de Cobee, el teletrabajo ha perdido terreno, el 69% de los trabajadores en México se encuentra laborando de tiempo completo en un formato presencial, aunque el esquema híbrido permanece en un número importante de empresas, el modelo tradicional sigue avanzando en las preferencias.

“Hoy las empresas ven el trabajo híbrido o de home office un beneficio para los empleados, pero no lo están enfocando como parte de la productividad. Lo perciben como una prestación que le dan al colaborador en el aspecto de bienestar, pero no realmente por el impacto en el desempeño”, expone Arleth Leal, CEO de Tutorel y especialista en Recursos Humanos.

El retorno a las oficinas empieza a borrar los avances alcanzados en flexibilidad. Según el Workmonitor 2024 de Randstad el 44% de las personas en nuestro país percibe que su empleador espera que los trabajadores pasen más tiempo en la oficina que hace seis meses, esa proporción se reduce al 35% a nivel global. De hecho, casi cuatro de cada 10 encuestados asegura que las empresas se han vuelto más estrictas a la hora de buscar el retorno de los empleados.

“El regreso a la oficina ha sido tema desde principios de 2023. Grandes empresas de tecnología, redes sociales, comercio electrónico, entre otras, insisten en que sus trabajadores regresen a sus espacios físicos con mayor frecuencia en el trabajo presencial y sin autonomía para elegir días y horarios. El resultado de esto es un gran porcentaje de insatisfacción de sus colaboradores”, señala WeWork en su informe Retos y perspectivas del trabajo: revelando las claves de la evolución laboral.

El reporte de la compañía de coworking también destaca que los trabajadores tienen poca autonomía en la elección de su modelo de trabajo. El 40% asegura que la empresa es la quien decide el esquema laboral y otro 24% menciona que sus líderes son quienes eligen. Sólo dos de cada 10 personas han sido consultados en el diseño de su modelo de trabajo.

“Los trabajadores no entienden por qué las empresas no implementan esquemas remotos cuando sus puestos pueden estar en home office. Las personas no ven una justificación válida para no implementarlo”, dice Arleth Leal.

Los trabajadores cuestionan estar físicamente todos los días en el centro de trabajo para realizar tareas que pueden desempeñar desde cualquier otro punto. La resistencia de los empleados a regresar al modelo tradicional tiene un vínculo directo con los beneficios que experimentaron con la ola de flexibilidad laboral.

MÉXICO
AGENCIAS

TE PUEDE INTERESAR

Cualquier abuso de autoridad de los elementos de seguridad debe ser denunciado: DH y OCC

La Delegación Regional de Derechos Humanos y el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, exhortaron a la …