Deuteronomio 5:16 honra a tu padre y a tu madre

Una crisis que veo, es la falta de Honra de los hijos (aún cristianos) hacia sus padres, especialmente a los ya ancianos.

Hijos, NO HONRAR A LOS PADRES no sólo es un grave pecado, es negar nuestra fe, es vergonzoso y de lo más insensato (para no usar otra palabra) que los hijos puedan hacer.
Veo padres pasando sus últimos días en medio de la necesidad, el abandono, la pobreza y enfermedad.

Esperando una migaja de ayuda de los hijos.

Miro que son tratados de forma tal, que en lugar de sentirse amados y valorados, se sienten como estorbo para sus hijos.

Miro hijos que discuten y se pelean porque les “tocó” tener y cuidar a los viejos, ante la indiferencia de los otros que ponen excusa para no hacerlo.

Miro a los hijos viviendo y disfrutando lo mejor de la vida y del producto de sus trabajos, pero a los viejos conformándose con “la ayudita” que les da el apoyo del gobierno y algunos, teniendo que trabajar para “ayudarse”.

Hijos! (Me incluyo) la esencia de la honra es:
– Incondicional.
– No consiste sólo en palabras correctas hacia ellos, sino en acciones que los beneficien y también los hagan disfrutar.
– Jamás por lo que tienen, ni por lo que saben o nos dan, sino por lo que Son.
– La honra a mi Dios, está determinada por la calidad de la honra que le doy a mis padres.

Porqué Dios, al único mandamiento que le añadió y estableció promesas de bendición fue este.
No para que a los hijos les parezca atractivo y motivante, sino para probar que nuestra naturaleza humana como hijos, a pesar de esas promesas, se inclina hacia la ingratitud que demostramos cuando no honramos a nuestros padres.
Es muy triste escuchar a hijos que se excusan diciendo que, si los padres están abandonados por los hijos es porque están cosechando lo que sembraron.
Es verdad que hay padres que fallaron con sus hijos, pero si ahora me llamo un hijo de Dios, puedo y debo romper con aquello que predispone mi vida para no honrar a mis padres, e iniciar una línea de bendición para mí y para mis generaciones.
Quienes aún somos hijos y tenemos a nuestros padres, aprovechemos para honrarlos en vida, porque aún no se, ni entiendo eso de… “honrar su memoria”.

Efesios 6.2-3
Los hijos deben honrar a sus padres — Los esclavos y los amos son juzgados por la misma ley — Los santos deben vestirse con toda la armadura de Dios…
Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa,
Para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Nos leemos el próximo domingo si Dios nos presta vida.
¡Bendiciones abundantes!

Con amor Pastora Lupita Ruiz Sibaja.
Iglesia Tabernáculo de Dios.

En estos tiempos difíciles donde debemos congregarnos personalmente con todas las medidas sanitarias adecuadas, te invito a que nos acompañes en 2° Callejón de la báscula No. 10, colonia Esfuerzo de los Hermanos del Trabajo todos los domingos a las 11 am.

Busca a Dios con humildad de corazón.
Dios está donde su nombre es invocado.
Página de Facebook: Lupita Sibaja.
Consejería al Cel. 921-239-11-22.
Bendiciones abundantes.

TE PUEDE INTERESAR

LOS GAJES DE LA MODERNIDAD BANCARIA

Está bien que los bancos se estén modernizando y que traten de ahorrar en personal, …