Gabriel García-Márquez

¿Calladitos se verán más bonitos? – Sentido Común

Este 18 de enero inicia el inexplicable periodo de #Intercampaña (y termina el 1º de marzo), justo cuando apenas comenzaba a tomar fuerza la precampaña de Xóchitl Gálvez, quien cerró con un acto multitudinario en la Arena Ciudad de México dando un discurso que mostró a una candidata digna de ganar la próxima elección. Algunos líderes de opinión lo califican como un acto masivo perfecto en el que hubo casa llena, mensaje, propuestas, pasión política y hasta miles de celulares encendidos como si fuera Viña del Mar.

Durante la llamada Intercampaña los precandidatos y también los partidos políticos se tendrán que sujetar a una serie de restricciones so pena de ser sancionados y hasta suspendidos en caso de no cumplir con las reglas.

La #precampaña fue una actividad dirigida a los militantes de los partidos que apoyan a cada candidato, es decir que Xóchitl Gálvez solamente se dirigía a los militantes y simpatizantes del PRI, PAN y PRD, Claudia Sheinbaum a los de Morena, PT y Partido Verde, y Jorge Álvarez a los de MC.

En esta etapa de intercampaña los candidatos y partidos tendrán que hacer un paréntesis durante el cual no podrán promover su imagen ni sus propuestas. Este periodo servirá para que los partidos políticos se preparen para la etapa siguiente y también para que se resuelvan las controversias o diferencia que pudieran surgir sobre la selección interna de los candidatos.

Sin embargo, lo que sí podrán hacer los partidos políticos, no así los candidatos, es difundir su propaganda política sobre su ideología, principios, valores o programas de acción tendientes a sumar adeptos, pero deben tener muy claro que no pueden hacer ningún tipo de propaganda electoral, es decir hablar de sus candidatos, ni mencionar tendencias o encuestas que les favorezcan, ni podrán difundir la plataforma electoral o las propuestas de gobierno de sus candidatos.

Es decir, que SÍ podrán los partidos emitir spots informativos de interés general, cuestionando incluso la actividad gubernamental, pero se tendrán que abstener candidatos y partidos de hacer propaganda en pro o en contra de cualquier candidato e incluso NO podrán hacer ningún llamado al voto.

Las reglas para este periodo son un poco contradictorias, porque los candidatos SÍ podrán asistir a eventos privados e incluso dar entrevistas en medios de comunicación, pero solamente podrán exponer temas generales y de interés público y no llamar al voto (así lo estipula la ley), y los partidos NO podrán mencionar a ningún precandidato ni para bien ni para mal. Además de que tendrán que realizar una labor que por cierto nunca se ha cumplido, la de retirar la propaganda política que fue colocada en las calles durante la precampaña.

En caso de no cumplir con estas disposiciones, tanto los partidos como los precandidatos incurrirían en actos anticipados de campaña, por considerar que vulneran la equidad en la contienda electoral.

Después del 1º de marzo iniciarán oficialmente las campañas, ahora sí ya en serio, donde Claudia (Morena, PT y Verde), Xóchitl (PRI, PAN y PRD) y Jorge (MC) desde ese momento se podrán dar con todo y podrán hablar de sus propuestas de gobierno en radio, televisión, medios impresos y redes sociales, hasta que de nueva cuenta el 30 de mayo comience la #veda electoral, para dar tiempo a los electores a que mediten el voto y por tanto los candidatos no podrán ya promover ni su imagen, ni sus propuestas ni pedir que voten por ellos el próximo 2 de junio cuando los electores expresen su voluntad mediante la boleta electoral en las urnas.

Mientras tanto, durante estos días ¿será que calladitos se vean más bonitos?

 

Gabriel García-Márquez

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Sentido común

Gabriel García-Márquez Xóchitl, Claudia y Jorge, en la cuenta regresiva Este viernes dieron inicio las …