Harold Poveda fue detenido en México en noviembre de 2010 y extraditado a Estados Unidos, donde era requerido por cargos por narcotráfico. El traficante colombiano hizo un trato con autoridades de ese país, por lo que se convirtió en testigo y este miércoles 1 de febrero fue presentado como pieza clave en el juicio contra García Luna.

Arturo Beltrán Leyva quería matar a García Luna: El Conejo

Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, quería matar a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad, reveló Harold Poveda, El Conejo, traficante colombiano que trabajó para los hermanos Beltrán Leyva y para el cártel de Sinaloa liderado por Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada.

Durante el sexto día de alegatos en una corte de Nueva York, fiscales estadunidenses presentaron a El Conejo como un nuevo testigo en el juicio contra García Luna, acusado de cinco cargos, la mayoría de ellos por narcotráfico, quien en su interrogatorio declaró que no conoció al exsecretario de Seguridad personalmente, pero sí supo que tenía tratos con El Barbas, quien estaba enojado por los operativos contra el cártel que lideraba y porque pensaba que el exfuncionario apoyaba más al grupo del Chapo Guzmán.

Poveda dijo que supo de García Luna por una conversación que él tuvo con Arturo Beltrán Leyva en una de sus casas, quien le dijo que quería secuestrar al entonces secretario de Seguridad y matarlo para “demostrar que con él no se jugaba”. El traficante colombiano aseguró que hizo cambiar de opinión a El Barbas y le sugirió que se reuniera con él para aclarar sus diferencias.

“No lo mates, se nos va a venir el gobierno encima”, aseguró El Conejo que le dijo a El Barbas, quien finalmente decidió sólo levantar a García Luna y hacer que lo llevaran ante él para hablar.
De acuerdo con Sergio Villarreal Barragán, El Grande, otro de los testigos que rindió declaración el pasado 24 de enero, García Luna fue secuestrado en una carretera de Morelos rumbo a Cocoyoc y trasladado hacia una oficina en la que se encontraba Arturo Beltrán Leyva, quien le preguntó “de qué lado estaba”, a lo que el exfuncionario habría dicho que él “era neutral” y que seguiría trabajando tanto para los Beltrán Leyva como para el cártel de Sinaloa.

Tras este encuentro, según El Grande, García Luna fue liberado, pero El Barbas se arrepintió de su decisión tras varios operativos contra el cártel y dijo que debió haberlo matado, aseguró El Conejo que le confesó Arturo Beltrán Leyva.

ESTADOS UNIDOS
AGENCIAS

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Veracruz ratifica el convenio con IMSS-Bienestar

Luego de rescatar del abandono 61 unidades médicas y transferirlas, con el resto de la …