“A las mujeres que sufren violencia, les pido que vengan, estamos para ayudarlas 24 horas al día”: Irma Hernández Sangabriel

Doña Irma Hernández Sangabriel fue nombrada Coordinadora general del Centro de Justicia para las Mujeres del Estado (CEJUM), hace apenas dos meses, y en este tiempo ha elaborado un diagnóstico de las grandes necesidades que tiene el centro, en donde a raíz de la pandemia, las visitas de mujeres víctimas de violencia han aumentado un 70 por ciento.

Por: Cynthia Sánchez

De profesión abogada, con maestría en derecho electoral, nacida en el puerto de Veracruz, pero radicada desde los siete años en la capital, Irma Hernández Sangabriel, llegó a trabajar como enlace al Centro de Justicia para las Mujeres tres meses antes de ser nombrada Coordinadora general, en ese tiempo, pudo observar  de cerca el funcionamiento del mismo. Recibe en su oficina (así como recibe a las usuarias del centro), a Crónica de Xalapa, para una entrevista y recorrido por las instalaciones.

Un poco apagado

Hernández Sangabriel reconoce que al llegar a su encargo, lo encontró “un poco apagado”. Cuenta cómo la pandemia vino a complicar más los trabajos de atención a víctimas: “hay gente que aprovechó la pandemia para no trabajar, pero aquí no podemos hacer eso, aquí estamos para atender a las mujeres, a cualquier hora”, asegura.

La coordinadora relata que incluso muchas personas no sabían dónde estaban ubicados: “Lo primero que hicimos fue poner señalización en las calles cercanas para orientar a las mujeres cómo llegar”, explica.

Además, de dar a conocer al centro a través de las redes sociales, gracias a ello, afirma que cada vez reciben más solicitudes de orientación a través de sus redes.

El CEJUM (Centro de Justicia para las Mujeres) que fue duramente criticado por colectivos feministas, por los meses que tardó en ponerse en marcha desde su creación, construcción hasta su inauguración, en estos días , se encuentra funcionando y con muchos planes en puerta.

 

Pero ¿cuáles son las atribuciones del CEJUM? 

Como lo describe su sitio web, el Centro de Justicia para las Mujeres es la concentración bajo un mismo techo, de los servicios que prestan diferentes instancias gubernamentales y asociaciones civiles para brindar de manera integral a mujeres , sus hijas e hijos de hasta 12 años en situación de violencia por los delitos de violencia familiar, violación y pederastia, garantizando sus derechos a una vida libre de violencia.

Estas instituciones, son catorce dependencias del Gobierno Estatal, así como organismo autónomos y asociaciones civiles, por lo que la atención que recibe una mujer, inicia desde atención psicológica, jurídica, médica, guiando a las mujeres en su proceso legal para denunciar a sus agresores, pasando por ofrecer una estancia temporal,  que incluye alimentos y área para sus hijas e hijos (ludoteca), así como una sala de lactancia, y hasta fiscalías especializadas y sala de juicios orales.

Es decir, la mujer sigue su proceso ahí mismo, el cual no termina solamente en la denuncia y juicio de su agresor, sino posteriormente se les brindan talleres para promover el empoderamiento económico y emocional de las usuarias .

Fuerza femenina

El equipo de trabajo del Centro de Justicia para las Mujeres está conformado por 25 personas, de las cuales, 23 son mujeres.

A este equipo, se le suman aproximadamente otras 20 personas de las dependencias que conforman el CEJUM (Poder Judicial , Fiscalía General del Estado, Comisión Estatal de Derechos Humanos, Secretaría de Gobierno,  Secretaría de Salud, Secretaría de Educación, entre otras).

Doña Irma platica que desde que llegó a la coordinación no ha pedido la renuncia de nadie: “ Soy una persona que viene a conciliar, no vine a correr a nadie. Sí he detectado algunos observaciones, pero se pueden corregir. Yo no vine a violentar, vine a trabajar y quiero que se trabaje”, asegura.

La ruta a veces se ve truncada, cuando las mujeres desisten

Previo a la entrevista, Crónica de Xalapa recorre las instalaciones en donde la Lic. Liliana Sánchez Barcelata , explica cada rincón del CEJUM. La limpieza y los cuidados ante la pandemia de Covid-19 son impecables. En todas las áreas, hay alguien dispuesto a explicar el funcionamiento de la ruta simplificada de atención y los protocolos de atención especializada para víctimas. Ahí nos encontramos con la Lic. Regina Toledo, fiscal especializada, ella además de explicar sus funciones, lamenta que en muchas ocasiones, las mujeres no se animan a levantar la denuncia, otras, realizan la denuncia, pero no regresan a las siguientes citas con lo cual es imposible integrar la carpeta y continuar con el proceso.

Irma Hernández Sangabriel explica que ahí es donde la labor del centro es darle seguimiento, llamarles y motivarlas a que regresen y seguir adelante con el proceso, pero eso es finalmente decisión de cada una.

Moshoo acompañando el camino de niñas y niños

Moshoo es una mascota de rescate emocional que llegó hace unos días al CEJUM, es la compañía dócil y amigable para ayudar a generar conexión con niñas y niños  y darles una sensación de seguridad, tranquilidad y manejo de emociones durante su estancia en el centro.

La coordinadora explica que ha habido ocasiones que a niñas y niños les cuesta regresar al centro, ya sea para acompañar a sus madres o para tomar terapias ellos mismos, y al decirles que Moshoo los espera, ha sido una motivación para ellos y acuden por sus terapias.

Un hogar para Anita

En el mes de agosto, medios de comunicación reportaron a una mujer que había sido abandonada en la calle en el Fraccionamiento La Pradera aquí en la capital. A Doña Irma le llamaron del Instituto Veracruzano de las Mujeres para pedirle recibirla en su estancia. De acuerdo al reglamento interior el CEJUM, mujeres e hijas e hijos que no puedan permanecer  en  su  domicilio por alguna situación de violencia, podrán hospedarse en la estancia voluntaria del CEJUM por un máximo de 72 horas; sin embargo Anita, como dijo llamarse la mujer rescatada en La Pradera, pasó más días en la estancia: “ No puedo ir a dejarla a cualquier lugar, vamos  a ir a dejarla a un lugar donde personalmente me asegure que estará bien”, explica Hernández Sangabriel.

Después de varias llamadas, encontraron un albergue para Anita en el norte del estado, personal del CEJUM se encargó  de llevarla este fin de semana a donde ellas están tranquilas que estará bien, ya que a pesar de haberse emitido una ficha por la Comisión Estatal de Búsqueda, ningún familiar reclamó a Anita, que padece de sus facultades mentales y además, habla una lengua indígena.

Mucho que hacer

Aunque el presupuesto del centro este año fue de cerca de 9 millones, la coordinadora explica que hacen falta más recursos para cubrir todas las necesidades del CEJUM. Al preguntarle sus planes a corto, mediano y largo plazo, Doña Irma dice que tienen planeado visitar las colonias, para explicarles a las mujeres lo que es el CEJUM y cómo pueden ayudarlas. Así mismo, le gustaría visitar escuelas, para hacer llegar la información a las niñas y jóvenes y realizar con esto la función de prevenir la violencia de género en nuestra entidad: “Fuimos creados para cuatro municipios: Tlanehuayocan, Banderilla, Emiliano Zapata, y Xalapa,  a pesar de eso, yo tengo la instrucción y la encomienda, de que toda mujer que solicite ayuda, sea atendida”, relata Hernández Sangabriel. Asegurando que en el CEJUM, si el asunto por el que alguna usuaria acude no es de su competencia, ellas se aseguran de canalizarla a donde puedan ayudarle.

Otro de sus proyectos, es realizar también talleres para hombres ya que está convencida de la trascendencia de educar a ellos en el tema.

Pero para ello, requieren de más personal, ya que de por sí,  las solicitudes de apoyo han incrementado considerablemente este año, por ejemplo, en el tercer trimestre del 2020, atendieron a un total de 584 usuarias, mientras que al tercer trimestres de este año, la cifra es ya de 804 mujeres atendidas. “Antes llegan tres o cuatro mujeres por día, ahora hay días que tenemos entre 40 y 50 mujeres por día”, informa la coordinadora.

¿Qué les diría a las mujeres de Veracruz?

Sin pensarlo, Irma Hernández Sangabriel responde: “Que vengan, en el Centro de Justicia para las Mujeres del Estado (CEJUM), estamos con ellas, para apoyarlas.

Hay mucha mujer que sufre, y que piensan que no tienen otra alternativa, las invito a vengan y que sepan que no están solas, aquí les podemos ayudar”.

Y es que aunque el horario del centro es de 9 de la mañana a 6 de la tarde de lunes a viernes, se cuentan con guardias nocturnas y de fines de semana, de tal manera que la ayuda para mujeres víctimas de violencia esté siempre disponible.

Si sufres cualquier tipo de violencia, no dudes en acercarte al CEJUM, están ubicados en Av. Colmerillos s/n Col. Nuevo Xalapa CP 91097 en Xalapa, Veracruz y su teléfono es 228 1 350200, la ayuda es confidencial y gratuita.

TE PUEDE INTERESAR

México en el mejor momento de la pandemia con bajos niveles de transmisión

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguró que México atraviesa “el mejor momento de …