Gabriel García-Márquez

UN CIERTO OLOR A PODRIDO

Desde hace unos días la ciudad ha comenzado a oler mal, se percibe un cierto olor a podrido, a agua estancada o a lodo evaporándose. Tal parece que el calor excesivo propio de los días de la canícula, han provocado que las líneas de drenaje se tapen y las aguas negras dejen de correr libremente.

Entre los problemas más graves que padece la ciudad de Coatzacoalcos están el desabasto de agua y el desazolve de la red de drenaje. Desde que inició la temporada de estiaje, la mayor parte de las colonias de este puerto han carecido de agua potable, aun cuando los recibos les siguen llegando puntualmente a los usuarios tengan o no tengan agua.

Por si esto fuera poco, con la llegada de la canícula, se empezaron a desbordar los registros de drenaje, por la falta de desazolve y limpieza, así como también porque las tapas de concreto se han ido haciendo añicos y todo el cascajo ha taponeado la tubería que da paso a las aguas negras.

El olor a podrido se percibe en muchas calles donde se ve el río de aguas residuales que forman un escurrimiento entre las banquetas y el arroyo vehicular, sin que nadie de la CMAS se aparezca a resolver este problema de salud pública, toda vez que se ha convertido ya en un foco de infección para los vecinos.

Por otro lado, el robo de las tapas metálicas de los registros continúa, sin que ninguna autoridad haya podido hacer nada por detener a esta banda de maleantes, que nada más están esperando a que coloquen una tapa nueva para llevársela.

El hecho de que se roben las tapas es un verdadero peligro, porque cualquier vehículo que caiga en estos huecos corre el riesgo de reventar sus llantas y doblar el rin porque el golpe contra la base es muy fuerte.

Muchas personas han visto cuando los malosos detienen su vehículo frente a la tapa, la despegan y luego la suben a su cajuela, para llevársela sin que nadie les diga nada.

RESIDUOS ESTANCADOS.

Mientras tanto, la CMAS publica en sus redes sociales que están trabajando en Olmeca, Allende y otros puntos, pero no se nota que lo hagan en las colonias más pobladas de Coatzacoalcos, especialmente las del poniente de la ciudad.

El desazolve es una labor de mantenimiento a cargo de la CMAS que consiste en eliminar o sacar de las líneas de drenaje las aguas negras y residuos sólidos estancados.

Tenemos entendido que este organismo cuenta con los equipos necesarios para llevar a cabo esta labor, como son camines sépticos o los famosos Vactor, que son los camiones que se utilizan para succionar o realizar la limpieza de los alcantarillados.

El personal encargado de realizar las labores de desazolve debe contar con las herramientas y el equipo que se utiliza, para destapar las coladeras y quitar los desechos sólidos que obstruyen la red de drenaje, para que las aguas residuales no se acumulen y los desechos corran libremente.

Esta labor de desazolve es necesaria para evitar la contaminación, los malos olores y la generación de bacterias o propagación de parásitos.

Sin embargo, no todo es responsabilidad de la CMAS, porque los vecinos o residentes de cada colonia, deben evitar tirar basura a las coladeras, barrer de vez en cuando sus banquetas y calles, así como no tirar desechos sólidos o aceites a las alcantarillas.

Los usuarios deben avisar a la CMAS cuando el drenaje público está tapado y las aguas sucias se desbordan, para que los encargados de realizar esta labor estén enterados y acudan con sus equipos a donde se les requiera.

No hay que olvidar que las aguas negras deben correr por las tuberías y albañales, no por las cunetas, banquetas o calles, de lo contrario ese olor a podrido entrará a tu organismo o lo llevarás a tu casa en el calzado.

Gabriel García-Márquez

TE PUEDE INTERESAR

INVERTIRÁ FIRMA ASIÁTICA

La empresa de Hong Kong, Man-Wah, anunció una inversión de 300 millones de dólares para …