Se recalca que se debe trabajar más en la educación.

Sólo el 3 % de las mujeres que viven en comunidades rurales denuncian maltrato

De este 2024, el Instituto Municipal de la Mujer ha atendido a más de 400 féminas.

Las mujeres que viven en ejidos de Coatzacoalcos son las que más sufren algún tipo de violencia por parte de sus parejas, y las que menos denuncian ante las instancias ministeriales, reveló la directora del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), Rocío Espinosa Chevez.

Al Instituto Municipal de la Mujer, sólo un 3 por ciento de las 80 féminas que al mes llegan a solicitar asesoría y atención corresponden a las comunidades rurales.

“En la zona rural es más difícil que las mujeres hablen de lo que están viviendo con sus parejas por los usos y costumbres, a estas mujeres les inculcaron que la pareja que escogieron como su esposo es con la que se tienen que quedar así las traten como las traten, y ahí tenemos un trabajo muy intenso de hacer con ellas, sobre todo que sepan que no están solas”, declaró.

Se trata de damas jóvenes de 17 años con hijos hasta de 45 a 50 años de edad, quienes víctimas de violencia física y psicológica, principalmente en la zona rural de Coatzacoalcos.
“Tristemente vemos que esta situación la normalizan”, lamentó.

Mencionó que son los agentes municipales de los ejidos y congregaciones quienes reportan al IMM los casos de violencia que viven en los hogares.

“Cuando les pedimos que nos contacten con ellas para hablar telefónicamente o que vengan al Instituto, les dicen que no que sólo quieren platicar y que no van a dejar a su esposo”, dijo.

Resaltó que estas féminas desconocen que tienen una red de apoyo conformada por las diversas instituciones que les brindará toda la asesoría jurídica y psicológica.

Espinosa Chevez puntualizó que hay que trabajar mucho en la educación, principalmente porque varias damas aún tienen la idea que se tienen que casar, tener una familia y dejar de desarrollarse profesionalmente y laboralmente.

“Educar que no necesariamente te tienes que casar a determinada edad y tener marido, ellas se pueden desarrollar, ejercer una carrera o algún oficio, que pueden ser libres e independientes”, manifestó.

Explicó que también tienen la libertad de decidir y elegir qué es lo que quieren para sus vidas.

COATZACOALCOS
IRMA SANTANDER

TE PUEDE INTERESAR

Motoneto no vio el tope; resultó fracturado

Presuntamente el renegado del municipio de Oluta manejaba en estado inconveniente y sufre accidente en …