Se cae ‘escenario’, pero sigue el show

En cinco meses, el negocio del entretenimiento en vivo dejó de vibrar y las empresas de conciertos deberán renunciar al menos a la mitad de sus ganancias.

Los espectáculos vía streaming o los autoforos que se organizan para suplir los conciertos en vivo son apenas un respiro, pero no serán fórmulas rentables de largo plazo, según expertos.

El año pasado, la taquilla para conciertos de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) y Zignia –dos líderes en eventos– sumó 5 mil 706 millones de pesos, que equivalen a 6.9 millones de boletos, según Pollstar, que realiza rankings globales.

Zignia es parte del Corporativo Avalanz, de Guillermo Salinas Pliego, y tiene en su portafolio a Superboletos, Arena Monterrey y Arena Ciudad de México.
Mientras, CIE, que preside Alejandro Soberón Kuri, tiene a Ocesa, el Centro Citibanamex y Ticketmaster, entre otros.

En el primer semestre, los ingresos de ambas sumaron 2 mil 54 millones de pesos, una caída anual de 61%. Ese resultado se consiguió porque en el primer trimestre se presentaron el Electronic Daisy Carnival (EDC), Maroon 5, Backstreet Boys, Alejandro Fernández y se realizó el Vive Latino.

CIE es la cuarta empresa de entretenimiento en vivo a nivel mundial, según Pollstar, y organiza el Gran Premio Fórmula 1 de la Ciudad de México, que este año se aplazó por la pandemia.

En el segundo trimestre los ingresos de CIE se derrumbaron 90 % anual a 183 millones de pesos. “Pese a los esfuerzos de suspensión y recalendarización de eventos, la condición financiera y resultados de las operaciones se han visto afectados de manera negativa y material”, dijo CIE en su reporte financiero.

El precio de las acciones de CIE han caído desde fines de 2019 a niveles históricos. El 31 de diciembre valía 14.75 pesos y el 21 de agosto pasado cinco pesos.

Mientras la pandemia cede, atraer más fanáticos a conciertos y espectáculos online requerirá ofrecer valor agregado y, gradualmente, subir el ticket promedio, dijo Omar López Escarpulli, director de Mercadotecnia y Nuevos Negocios de Ocesa. “Lo que se ha visto en el mundo, y es a donde hemos evolucionando, es tener transmisión y (también) vender el merchandising de los artistas”, agregó.

Los ingresos por streaming y eventos en autoforos no se comparan con los de eventos físicos, pero ha sido la forma de continuar.

Al primer autoconcierto, el 7 de agosto con Moderatto, acudieron cerca de mil 800 autos, que pagaron en promedio 2 mil 200 pesos por vehículo, lo que representa un ingreso de 3.9 millones de pesos.

El 2018, la misma banda estuvo en el Auditorio Nacional, con un aforo de 10 mil personas que pagaron cada una 850 pesos, un ingreso de 8.5 millones de pesos.

El modelo de negocio de los autoforos no se equilibrará a largo plazo, por lo que tendrán un tiempo de vida corto o mediano, dijo.

México
Ailyn Ríos/Reforma

TE PUEDE INTERESAR

Jubilados y pensionados también deberán hacer su declaración anual

Como parte de los esfuerzos del SAT por recaudar más impuestos, algunos jubilados deberán presentar …