Ninguna autoridad ha puesto orden en las unidades del servicio público originado invasión de rutas, tanto en taxis como mixto rural.

Persiste conflicto en transporte público por invasión de rutas

El conflicto de la invasión de rutas en las unidades de transporte público de la sierra de Soteapan es un problema añejo, que año con años es el mismo problema, ya que ninguna autoridad logra poner orden en este tema.

En donde concesionarios de taxis, como de mixto rural han señalado una y otra vez la invasión de rutas en las unidades, siendo una competencia desleal, ya que unidades de otros municipios entran a cargar pasajeros en estas zonas.

Dicho conflicto ha llegado hasta agresiones físicas y verbales entre concesionarios y choferes, así como bloqueos de carreteras, sin embargo, a pesar de la insistencia de que la delegación de transporte público para poner orden, estos se han hecho de oídos sordos y de la vista gorda, ya que nadie se ha dignado a solucionar el problema.

Recientemente, concesionarios de la comunidad de Tonalapan y Huazuntlán, denunciaron que unidades de Cosoleacaque, llegan a esta zona a prestar el servicio, a pesar de que existen acuerdos de que ellos no tienen porque cargar pasaje, ya que están invadiendo rutas y el caso de las unidades de la sierra, no pueden cargar pasajeros en aquel municipio.

Dejando en claro que, si esta situación persiste y de que la Delegación de Transporte Público no tome cartas el asunto, ellos buscarán otras opciones para hacer respetar los acuerdos, afirmando que se organizan para encerrar unidades que sean descubiertos cargando pasajeros en la sierra.

Este problema no solo se concentra en Mecayapan, ya que en el municipio vecino de Tatahuicapan también han señalado invasión de rutas de estas unidades, que a pesar de hacer el llamado de las autoridades competentes tampoco ha puesto orden.

SIERRA DE SOTEAPAN
APOLONIO MARTÍNEZ

TE PUEDE INTERESAR

La IA tiene el potencial de ahorrar un mes de trabajo

Cuando llegó la inteligencia artificial (IA) generativa unos tenían miedo, otros la odiaban, y ahora …