Raymundo López Abadía porta con orgullo el traje. Ángel de Jesús siguió los pasos de su papá.

Padre e hijo comparten el gusto de ser bomberos

El departamento de Coatzacoalcos cuenta con dos elementos que son un gran ejemplo.

Ángel de Jesús, de 19 años, es el único hijo de Raymundo López Abadía que siguió los pasos de su padre: Ser bombero de Coatzacoalcos.
Es ejemplo de esa relación de admiración y cariño que tiene por su papá desde que era pequeño.

Raymundo López Abadía es un bombero de Coatzacoalcos desde hace 25 años, tiene cuatro hijos: tres hombres y una mujer, y uno de ellos siguió su ejemplo y decidió desde hace un año y medio convertirse en un elemento del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Ángel de Jesús, resaltó que desde pequeño admiró el trabajo de su papá y hoy con orgullo porta el traje, aunque sabe el riesgo de esta actividad.

“Desde pequeño miraba a mi papá y me daba mucho orgullo, me enseñaban los videos de las cosas que hacía y me llenaba de orgullo y quise ser como él, decía de grande quiero ser como mi papá, quiero ser bombero”, relató.

Padre e hijo, en algunos casos van juntos a bordo de la unidad a atender los servicios que requiere la ciudadanía.

“Se siente bien estar trabajando juntos, pero mayormente s los servicios casi siempre nos vamos separados para que yo me vaya soltando un poco más”, agregó el joven de 19 años.
Ángel diario escuchaba como su padre le contaba su día a día, hasta que le dijo quiero ir y ser voluntario.

“Él comienza por la platica que le comento, llegaba del trabajo y le decía hoy tuvimos un accidente y ayudamos a una persona, sacamos a un niño que estaba atrapado y me dijo papá porque no me llevas a bombero de voluntario”, recordó don Raymundo.
A los 17 años, llegó como voluntario y se quedó.

LOS RETOS Y MIEDOS
Para Raymundo ha sido difícil entender que su hijo se enfrenta a los mismos retos que él cuando va a algún servicio de emergencias.
“Sí da miedo, demasiado pero es trabajo y hay que trabajar con la mente fría para tomar las decisiones correctas, siempre sigue el ejemplo y las indicaciones que den los bomberos más viejos porque ellos son los que tienen la experiencia”, dijo.

Ángel de Jesús ve en su padre es un ejemplo de vida y lo celebra día con día.

“Lo veo como una persona muy importante para mí, doy gracias por ser tan buen padre, cuando llegaba a casa era una alegría, mis hermanos y yo recuerdo cómo salimos corriendo a la puerta de la casa para recibirlo”, comentó.

En la estación de bomberos de Coatzacoalcos, Raymundo y Ángel de Jesús son los únicos padre e hijo que trabajan actualmente en la atención a emergencias.

COATZACOALCOS
IRMA SANTANDER

TE PUEDE INTERESAR

Crean pulsera “Centinela” que detecta drogas en las bebidas

Las personas que se encuentran de fiesta y temen que alguien introduzca droga en su …