Niño de 10 años que tiene una enfermedad incurable, pide morir para dejar de sufrir

Dillon Wilford tiene 10 años de edad y no ha dejado de sentir dolor en una de sus piernas desde finales de 2021 por una rara enfermedad incurable, situación que lo ha llevado a pedirle a su mamá que le quiten la vida.

El pequeño de 10 años vive en el Reino Unido junto con su hermana Maddison y su mamá Melanie Wilford, quien contó que su hijo de pronto despertó con un fuerte dolor en una de sus piernas una mañana del pasado mes de noviembre.

La intensidad de la molestia comenzó a subir al grado que Dillon ya no podía apoyar su pie en el piso al día siguiente. Desde entonces necesita ayuda para poder moverse mientras sufre intensos dolores.

Cualquier contacto con aquella extremidad incluso con su propia ropa o el agua, hace que Dillon grite de dolor. Por tal motivo, el pequeño niño ha suplicado a su mamá que le amputen la pierna, y además ha llegado al extremo de pedir que lo dejen morir.

“El ruido y los gritos que atraviesan nuestra casa te irritan el alma. Cuando la gente escucha que Dillon tiene dolor, piensan que le duele mucho la pierna, pero es importante que la gente se dé cuenta de que el SDRC no solo duele, es un dolor constante e insoportable las 24 horas del día”, explicó Melanie Wilford.

¿Qué es el Síndrome de Dolor Regional Complejo?

Dillón fue diagnosticado con la rara enfermedad llamada Síndrome de dolor regional complejo (SDRC), una condición poco conocida que impacta de manera constante al enfermo con fuerte dolores sin dar tregua.

El SDRC es una enfermedad de dolor crónico que afecta a un brazo o a una pierna. Generalmente se desarrolla después de una lesión, cirugía o de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, detalla la página médica especializada Mayo Clinic. Actualmente no existe algún medicamento o tratamiento que cure la enfermedad.

AGENCIAS NACIONAL

TE PUEDE INTERESAR

Abre la UV espacios para estudiantes que abandonaron clases

El rector Martín Aguilar Sánchez expuso que en su mayoría se vieron en la necesidad …