La misión Crew-2 llegó con éxito a la EEI reutilizando por primera vez un cohete y una cápsula realizados por SpaceX, pero no fue un viaje del todo tranquilo

Misión Crew-2 de la NASA vive susto camino a la Estación Espacial Internacional

La misión Crew-2, integrada por dos astronautas de la agencia espacial de EU (NASA), uno de la agencia europea (ESA) y otro de la japonesa (JAXA), culminó este sábado con éxito su viaje a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de una cápsula Dragon de la compañía SpaceX.

“Estamos muy contentos de estar aquí y listos para empezar a trabajar”, dijo Megan McArthur, una de los dos astronautas de la NASA, al comunicarse con el jefe en funciones de la agencia estadounidense, Steve Jurczyk, una vez que entraron a la estación.

La cápsula, que fue puesta en el espacio por un cohete Falcon 9 de SpaceX que despegó a las 9.49 GMT del viernes del Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida), se acopló a las 09.08 hora GMT en el módulo Harmony de la estación espacial, mientras volaba a 425 kilómetros sobre el Océano Índico.

Una vez que pudieron acceder al interior de la EEI, Megan McArthur y Shane Kimbrough (NASA), el japonés Akihiko Hoshide (JAXA) y el francés Thomas Pesquet (ESA) se tomaron una fotografía junto a los otros siete astronautas que los esperaban en la estación.

Los cuatro integrantes de la misión Crew-2 hicieron historia al volar por primera vez en un cohete y una cápsula que ya habían sido utilizados previamente.

El viaje se realizó sin problemas, salvo por un momento de susto producido a las 17.43 GMT del viernes cuando un pedazo de basura espacial pasó muy cerca de la cápsula, cuando los astronautas se estaban preparando para dormir.

Sarah Gilles, de SpaceX, advirtió por radio a los astronautas unos 20 minutos antes de la “conjunción” y de que inmediatamente debían “ponerse los trajes y asegurarse a los asientos” ante un posible impacto.

Le respondió el francés Pesquet confirmando que había recibido las instrucciones y procedían a cumplirlas, y poco después Gilles volvió a llamar para decirles que el fragmento de basura no pasaría tan cerca como se habían temido en un principio.

En una nueva conversación por radio minutos más tarde les avisó de que el peligro había pasado, de acuerdo con las grabaciones suministradas a medios especializados en información espacial.

Es la primera vez en más de 20 años que astronautas de las agencias espaciales estadounidense, europea y japonesa vuelan juntos.

También es la primera vez que dos cápsulas Dragon están acopladas a la vez a la Estación Espacial Internacional.

La Estación Espacial Internacional es un proyecto de más de 150 mil millones de dólares, integrada por 15 módulos permanentes.

Este laboratorio, que orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27 mil kilómetros por hora, rota astronautas internacionales que realizan estudios y contribuyen a investigaciones médicas y de otra índole.

En 2020, gracias a contratos millonarios con SpaceX y Boeing, la NASA pudo reanudar los viajes de astronautas a la EEI desde suelo estadounidense, que estaban interrumpidos desde 2011, cuando acabó el programa de transbordadores espaciales después de haber enviado el último, el Atlantis.

Agencias/CDMX

TE PUEDE INTERESAR

¿Tienes Diabetes?, te interesara conocer estos datos

La Diabetes Mellitus es una de las enfermedades no transmisibles, de larga duración, que evolucionan …