Las estafas del SCAMMING, una amenaza latente

En la era digital, las estafas conocidas como Scamming se han vuelto una preocupación creciente. Estas prácticas fraudulentas, que van desde correos electrónicos engañosos hasta llamadas telefónicas manipuladoras, buscan aprovecharse de la ingenuidad o falta de conocimiento de las personas. Identificar y entender cómo protegerse de estas estafas es crucial en la defensa de nuestra seguridad financiera y personal.

El SCAMMING o estafa, es una forma de fraude en la cual los estafadores intentan engañar a individuos haciéndose pasar por entidades legítimas. Esto puede incluir ofrecimientos falsos de premios, servicios financieros dudosos, o incluso suplantación de identidad para obtener información personal o financiera.

Los tipos más comunes de Scamming son:
PHISHING, técnica que involucra el envío de correos electrónicos fraudulentos que parecen provenir de empresas reconocidas, solicitando información personal como contraseñas o números de cuenta bancaria.
LLAMADAS FRAUDULENTAS, estafadores que se hacen pasar por representantes de instituciones financieras, compañías de servicios, o incluso autoridades gubernamentales, solicitando pagos o datos personales.
OFERTAS FALSAS, anuncios de premios inexistentes o productos milagrosos a precios extremadamente bajos son comunes en plataformas en línea, atrayendo a víctimas desprevenidas.

¿CÓMO IDENTIFICAR LOS SCAMS?

Siempre hay que verificar la fuente y la autenticidad de las comunicaciones recibidas, especialmente si solicitan información personal o financiera.

Evitar compartir información confidencial y no proporcionar datos personales o financieros a través de correos electrónicos no solicitados o llamadas no verificadas.

Desconfiar de ofertas demasiado buenas para ser ciertas, que prometen beneficios enormes a cambio de pagos inmediatos o información sensible.

Para evitar caer en estos fraudes es importante mantener el software actualizado lo mismo que el antivirus de protección para minimizar riesgos de malware y ataques informáticos.

Estar informado y consciente de los riesgos del Scamming es fundamental en la protección contra fraudes digitales. Al educarnos sobre las tácticas utilizadas por los estafadores y adoptar prácticas de seguridad digital, podemos salvaguardar nuestra privacidad y evitar caer víctimas de estas prácticas engañosas. La vigilancia y la educación son nuestras mejores herramientas en la lucha contra el Scamming en la era digital.

La prevención es la mejor defensa contra el scamming.

MEDIDAS PARA PROTEGERSE

Aquí hay algunas medidas que se pueden tomar para protegerse como son mantenerse informado sobre las diferentes tácticas de scamming y compartir esta información con amigos y familiares.

Siempre verificar la legitimidad de las solicitudes de información personal o financiera. Contactar directamente a la entidad o persona en cuestión a través de canales oficiales.

Implementar software antivirus y antiphishing, y mantenerlos actualizados, así como utilizar contraseñas fuertes y únicas para cada cuenta y cambiarlas regularmente.

Activar la verificación en dos pasos para añadir una capa adicional de seguridad a las cuentas en línea.
El scamming es una amenaza real y en constante evolución, que requiere una vigilancia continua y un enfoque proactivo para la protección personal y organizacional.

Al comprender las tácticas utilizadas por los estafadores y tomar medidas preventivas adecuadas, se puede reducir significativamente el riesgo de caer en estas trampas. La educación y la concienciación son las mejores armas contra el scamming, permitiendo navegar el mundo digital con mayor seguridad.

TE PUEDE INTERESAR

95 AÑOS DE AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

El 10 de julio de 1929 se expidió la Ley Orgánica que concedió por vez …