La 4T recupera dinero que las gigantes debían al SAT

Cinco grandes empresas, algunas integrantes de los mayores corporativos del país, pagaron en los primeros seis meses de este año deudas al Servicio de Administración Tributaria (SAT) por un total de 30 mil 327.9 millones de pesos, luego de que, desde el 12 de diciembre de 2019, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aplaudiera la modificación en el Senado de la República al Artículo 28 de la Constitución para evitar la condonación de impuestos porque “esa era la gran fuga”, y emprendiera también una campaña contra los grandes deudores fiscales en México.

Las empresas que han respondido a la exigencia del SAT son América Móvil, Walmart de México, Femsa, IBM de México y la Minera Fresnillo. Además, Toyota entró este mes en negociaciones con el Servicio de Administración Tributaria para cubrir sus adeudos pendientes, cifra que aún no es revelada.

Esta campaña de cobros a grandes empresas y corporativos, consentidas y toleradas en sexenios anteriores, la encabeza también otra incondicional del Jefe del Ejecutivo federal: Raquel Buenrostro Sánchez, quien justo tomó las riendas del Servicio de Administración Tributaria el 12 de diciembre de 2019.

¿QUIÉNES SON Y CUÁNTO HAN PAGADO?
El primer conglomerado empresarial que atendió al llamado y cubrió sus adeudos con el SAT fue América Móvil, del multimillonario mexicano Carlos Slim Helú. El 18 de febrero se dio a conocer que la compañía de telecomunicaciones realizó un pagó 8 mil 289.9 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

América Móvil informó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que el pago de la multa se realizó de manera voluntaria y acorde con la legislación aplicable a enero de 2020.

“La cantidad agregada de impuesto sobre la renta diferido que se anticipó fue de 8 mil 289.9 millones de pesos, mismos que fueron enterados al SAT conforme a la legislación aplicable en el mes de enero de 2020, sin mediar requerimiento o procedimiento alguno”.

De acuerdo con la empresa, el pasado 19 de diciembre de 2019 avisó al SAT que dejaría de tributar bajo el Régimen Opcional de Grupo para el ejercicio fiscal 2020. Añadió que 66 de sus sociedades dejarían dicho régimen, por lo que el diferendo tomado para los ejercicios fiscales de 2016 a 2019 sería pagado al SAT. Finalmente, puntualizó que el diferendo ha estado registrado en su contabilidad.

Tres meses después de América Móvil, el 25 de mayo, Walmart de México informó el pago de 8 mil 79 millones de pesos al SAT, con el fin de liquidar sus obligaciones fiscales relacionadas con la venta de El Portón y Vips al grupo Alsea. La empresa minorista detalló que con dicha operación saldaba sus obligaciones fiscales, de la venta de VIPS en 2014.

Además, detalló, el pago quedaría registrado en el estado de resultados consolidado de los tres meses que terminarán el 30 de junio de 2020.
Femsa fue la siguiente en la lista de grandes deudores al SAT. Cuatro días después que WalMex, el 29 de mayo anunció el pago de 8 mil 790 millones de pesos por el concepto de pago de impuestos. La amortización del adeudo, expresó el grupo, se dará a conocer por la empresa en los estados financieros del segundo trimestre del 2020.

La empresa de automóviles, Toyota se sumó el 9 de junio a la lista de las grandes empresas que cubrieron el pago de impuestos atrasados al SAT. El mandatario mexicano aseguró en su conferencia de prensa matutina de aquél día que Toyota “ya está también haciendo trámites (con el SAT)”, pero aún no se ha revelado el monto erogado por la empresa.

La Minera Fresnillo es la última que atendió el llamado y cubrió sus adeudos al SAT por alrededor de 4 mil 500 millones de pesos (233 millones 729 mil 411 dólares), con base en el promedio de 19 pesos por dólar, por el concepto de exploración, prospección, descubrimiento, desarrollo y extracción de minerales.

En un informe enviado al London Stock Exchange, entidad en la que cotiza, la empresa del Grupo Bailléres destacó que los pagos se basaron en el flujo de caja y los reembolsos de 2019.

La familia Bailléres adquirió participaciones de Minera Fresnillo en 1962 y pronto se hizo del control de la empresa, y se convirtió en el accionista mayoritario.

México
Agencias

TE PUEDE INTERESAR

Cumple CLAM con la tercera fase de bacheo en carretera

2 KILÓMETROS En los que se han trabajado en bacheo, desde la entrada del muelle …