Jóvenes, al rescate del son jarocho y el zapateado en el sur

Rescatar al son jarocho y el zapateado, es una de las metas de niños, jóvenes y hasta padres de familia de la región sur de Veracruz, que a través de diferentes grupos continúan con esta tradición que han venido aprendiendo de sus padres y abuelos.

Amayrani Flores, quien lleva 22 años de jaranera, aceptó que permanecer en esta actividad, pero sobre todo, hacer que a la gente le interese ha sido difícil, principalmente por el malinchismo.

“Somos malinchistas en cuanto a nuestras tradiciones, pero últimamente ha habido más impulso, ha sido difícil porque no siempre te apoyan, pero considero que este año ha sido bueno para nosotros como músicos, ha habido más encuentros, los niños que han estado encerrados pues escuchan algo y se empapan de ello”, dijo.

Lamentó que a las nuevas generaciones se las está “comiendo” la tecnología y que las nuevas industrias musicales no aporten nada o sean puro “cotorreo”.

“Nos está comiendo la tecnología, las industrias musicales que no te aportan mucho porque las nuevas generaciones no te aportan nada, a la gente de mi generación la veo más pérdida en el ‘cotorreo’ y esto es una salida, tradiciones que se pasan de generaciones y debemos tratar de mantenerlo”, dijo.

Por su parte, Darwin Pineda, lleva tres años en el mundo del son jarocho y recordó que él inició en esto gracias a su hijo.

“A él le nació la inquietud de tocar la jarana y nos acercamos al taller La Fábrica en Minatitlán, pero el trabajo del maestro Israel Jara es en varios lugares y finalmente El Submarino Jarocho formó un proyecto familiar y empezamos a tocar con nuestros hijos, es bonito y el proyecto cultural abarca a toda la familia”, expresó.

 

COATZACOALCOS
ELIZABETH AVIÑA

TE PUEDE INTERESAR

INVERTIRÁ FIRMA ASIÁTICA

La empresa de Hong Kong, Man-Wah, anunció una inversión de 300 millones de dólares para …