Indignación en el sepelio de jóvenes asesinados presuntamente por policías

 

La aparente calma del pueblo fue interrumpida por los tamborazos, los cláxones de los automóviles, una bocina de la que se escuchaba la canción “Amigo” de Roberto Carlos, y un tumulto que acompañaba los dos ataúdes de los hermanos Jorge y Alberto, víctimas de un desalojo violento encabezado por la Fuerza Civil de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz.

Los asesinatos de Jorge con edad de 37 años y Alberto de 27 años, mantienen al pueblo enojado que rechaza la presencia de extraños en el sepelio, a los que exigen se vayan del lugar, ubicado a 65 kilómetros de Xalapa, y a tres kilómetros de Alchichica, estado de Puebla.

“No queremos a nadie aquí, nadie que venga de fuera lo queremos aquí, no queremos policías, ni reporteros, a nadie, váyanse” exclaman hombres quejándose de los abusos policiales.

Mientras tanto en un camino paralelo a las vías del tren, el tumulto hace un alto para realizar el cambio de hombres que cargan los ataúdes.

Cada una de las cajas de madera es cargada por 12 hombres; los varones se turnan para tener el privilegio de acompañar a sus amigos que murieron por heridas de bala cuando huían de la batalla iniciada por los policías antimotines y de la Fuerza Civil que dirige el secretario Cuauhtémoc Zuñiga Bonilla.

Hasta adelante del sepelio va un tractor, y luego una camioneta con una torreta que lleva globos, listones de colores y a su lado caminan menores de edad y mujeres con diversos vestuarios que utilizan en la Danza de los Gracejos.

Detrás de las dos cajas de madera caminan mujeres de todas las edades, niños y niñas, y entre ellos van las esposas y los 3 hijos de Jorge y los 3 de Alberto; también van su padre y madre, sus hermanos y los amigos, todos indignados por su muerte.

Los asesinatos y ahora el sepelio de Jorge y Alberto fueron el final de una manifestación y persecución de más de 100 policías antimotines que llegaron a la carretera federal 140 Veracruz- Puebla para desalojar a los habitantes de Totalco que mantenían el bloqueo.

Los policías de la SSP Veracruz comenzaron a disparar a los manifestantes en la carretera para desalojar y permitir el paso de vehículos, autobuses del transporte público y de carga que habían quedado varados toda la mañana del jueves.

Eran las 15:00 horas cuando los policías se metieron al pueblo de Totalco para iniciar la persecución contra los hombres y mujeres que alcanzaron a correr a sus casas para evitar ser detenidos.

Los manifestantes refieren que Granjas Carroll de México realiza una explotación de los mantos freáticos desde el año 2009 cuando llegaron a plantarse en esa zona de Perote, y con el uso de tecnologías absorbe millones de metros cúbicos de agua que jalan del subsuelo de la Cuenca Libres-Oriental estado de Puebla.

Los campesinos de Totalco municipio de Perote, y de Libres, y Oriental estado de Puebla expresaron que la industria dedicada a la crianza masiva de cerdos utilizan avionetas para bombardear las nubes, esto ha inhibido la lluvia, y la tierra se ha vuelto más arida cada día.

Los vecinos de las comunidades Totalco, Los Conejos, El Sabinal pertenecientes al municipio de Perote señalan que llevan años padeciendo la escasez de agua, y la poca que llega a sus casas está contaminada por lo que exigen a la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz (CAEV) a cargo de Jorge Ladrón de Guevara Benítez, que mejore la calidad y distribución del líquido vital.

Fuente y Foto: AVC/atf

TE PUEDE INTERESAR

Crean pulsera “Centinela” que detecta drogas en las bebidas

Las personas que se encuentran de fiesta y temen que alguien introduzca droga en su …