Fijan meta a crudo en 2031

El pico más alto de producción de crudo se tendrá hacia el año 2031 con 2.13 millones de barriles diarios, meta que difiere de las expectativas de Pemex por alcanzar 2.23 millones de barriles diarios hacia 2024, según el plan quinquenal 2020-2024 de la Secretaría de Energía.

Además, en el nuevo plan quinquenal de licitaciones para la exploración y extracción de hidrocarburos, la Sener plantea que la producción de Pemex cerrará el 2020 con un promedio de 1.7 millones de barriles diarios, y posteriormente irá cayendo hasta recuperarse en 2023.

Establece que la demanda del sistema nacional de refinación tendrá un repunte a partir de 2022, “requiriendo de la producción de los contratos vigentes para asegurar la demanda del sistema”.

El plan quinquenal es un documento que define áreas de exploración y extracción de hidrocarburos que pudieran ser consideradas a licitarse durante un periodo de cinco años.

Este año en particular, la pandemia del Covid-19 demoró su publicación, no obstante, el 20 de julio la Sener recibió de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) la propuesta del nuevo plan, la cual fue evaluada por la dependencia.
El plan fundamentalmente plantea que la nación aún tiene un gran potencial petrolero, donde Pemex será el principal eje en el que se enfocarán las actividades petroleras, y refrenda que no habrá más licitaciones como las que ocurrieron en las pasadas rondas petroleras.

“Un propósito de importancia estratégica para el actual Gobierno es el rescate de Pemex para que vuelva a operar como palanca de desarrollo nacional, así como estabilizar e incrementar la producción”, menciona el documento.

ESTRATEGIAS DE PRODUCCIÓN
Dentro de las principales estrategias de producción de Pemex, se considera incrementar e intensificar la actividad en las cuencas terrestres, aguas someras y aguas contiguas o aledañas a los campos de producción, donde la petrolera evaluó la factibilidad de solicitar 21 áreas más en las cuencas de Tampico-Misantla de Veracruz, Istmo y Macuspana.
Es decir, la actual política energética dará mayor peso a las inversiones en aguas someras, y terrestres convencionales relegando actividades en aguas profundas y terrestres no convencionales.

De acuerdo con Sener, el país cuenta con un potencial de 12 mil 644 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos prospectivos y 818.8 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en volumen remanente. En dicho inventario, existen 31 campos petroleros para la exploración y extracción de recursos convencionales.

México
Karla Omaña/Reforma

TE PUEDE INTERESAR

‘Luchar contra la inflación es enfrentar a la pobreza’

El presidente indicó que en el Gobierno de la Cuarta Transformación se les apoyará más …