Este vertedero clandestino de ropa usada tardará 200 años en desintegrarse

La justicia chilena investiga por daño ambiental el inmenso vertedero de ropa usada situado en el desierto de Atacama, en el norte del país, donde se han depositado toneladas de deshechos textiles y otros artículos.

Una jueza y peritos concurrieron el martes a las cercanías de la localidad de Alto Hospicio, donde se ubica un basurero clandestino de ropa traída desde Estados Unidos, Europa y Asia, informó el miércoles el tribunal ambiental que lleva a cabo el procedimiento.

“El tribunal está realizando una diligencia judicial en atención a una demanda (…), en donde esencialmente se acusa que existen botaderos ilegales de ropa al interior de algunas quebradas y sectores de la comuna de Alto Hospicio y estos botaderos serían en definitiva una fuente de contaminación”, explicó la jueza Sandra Álvarez.

Además de ropa, en el vertedero hay otros residuos como neumáticos, partes de autos y aparatos electrónicos.

Los cerros de ropa que la AFP publicó en noviembre de 2021 parecen haber sido quemados o enterrados. En esa fecha existían enormes montañas de ropa usada y nueva, una parte de las 59.000 toneladas anuales que entran a Chile por la zona franca de Iquique, a 1.800 km al norte de Santiago, de las cuales se descarta el 66%.

El consumo desmedido y fugaz de ropa ha provocado el aumento exponencial de los desechos textiles en el mundo, que tardan unos 200 años en desintegrarse.

Según un estudio de la ONU de 2019, la producción de ropa en el mundo se duplicó entre 2000 y 2014, lo que ha revelado que se trata de una industria “responsable del 20% del desperdicio total del agua a nivel global”.

El pasado mes de abril, el Primer Tribunal Ambiental acogió a trámite una demanda presentada por una abogada de Iquique en contra del Fisco de Chile y la Municipalidad de Alto Hospicio por “daño ambiental”.

“Han existido sistemáticas conductas negligentes, omisivas y falta de servicio que ha generado un grave y significativo daño ambiental y riesgo a la vida y salud de los habitantes de Alto Hospicio”, argumenta la abogada en el escrito.

Estos vertederos ilegales, además, “han generado una afectación al ecosistema de un lugar con un altísimo valor ambiental”, agrega.

En noviembre de 2021, se reveló que es ropa fabricada en China o Bangladesh y comprada en Berlín o Los Ángeles, antes de ser desechada. Al menos 39 mil toneladas terminan como basura escondida desierto adentro en la zona de Alto Hospicio, en el norte de Chile, uno de los destinos finales de ropa “de segunda mano” o de temporadas pasadas de cadenas de moda rápida.

Chile es el primer importador de ropa usada en América Latina. Desde hace cerca de 40 años existe un comercio sólido de “ropa americana” en tiendas a lo largo del país, que se abastecen de fardos comprados por zona franca en el norte del país provenientes de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

 

AGENCIAS NACIONAL

TE PUEDE INTERESAR

Misión espacial en La India no se completa

La India hizo el lanzamiento el día de ayer de un cohete con dos pequeños …