Especialista alerta por riesgo de sufrir infarto y otros problemas cardíacos por roncar

El sueño es una función vital, podríamos privarnos de comer y llegar a hacer una huelga de hambre, pero nadie podría hacer una huelga de sueño porque el cerebro nos obligaría a dormir para restaurarse. Así que roncar fuerte, un síntoma de la apnea obstructiva del sueño, puede desatar otros problemas de salud y un mayor riesgo de sufrir un infarto al corazón o cerebral, alertó Martha Torres Fraga, jefa de la Unidad de Medicina del Sueño del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorios (INER).

“La gente pensaba que roncar era muy bueno, que se estaba durmiendo muy bien; hoy en día se está haciendo conciencia de que roncar no es adecuado y podría traducir un problema de salud. Cada vez más servicios médicos están concientizando la importancia de la adecuada respiración durante el sueño y que roncar en forma estridente y frecuente no es adecuado”, dijo ante el Día Mundial de Sueño que este año tiene como lema “Sueño reparador, futuro saludable”.

En entrevista con MILENIO, la neumóloga explicó que los problemas del sueño se dividen en trastornos no respiratorios como el insomnio –que está relacionado con la ansiedad y el estrés–, y los trastornos respiratorios como la apnea obstructiva del sueño que padecen principalmente hombres mayores de 30 años hasta la vejez.

“Es gente que ronca fuerte, frecuentemente y que incluso durante esos ronquidos hace pausas; es más común en los hombres, se cree que las mujeres tenemos estimulantes hormonales para la respiración y que eso nos ayuda a tener una cierta protección contra la apnea obstructiva del sueño. Es una condición que no permite el adecuado descanso, como no se está respirando adecuadamente, el cerebro no puede ejercer el reposo que debe de tener al momento de ir a dormir porque la apnea está fragmentando el sueño”.

Consecuencias de roncar
Aun si la persona que ronca duerme más de las ocho horas recomendadas no logra tener un sueño reparador, de forma que al no tener un descanso adecuado genera síntomas diurnos con impacto en la calidad de vida, y con mayor riesgo de sufrir accidentes automovilísticos y laborales, de acuerdo con la especialista en medicina del sueño.

“El riesgo de un accidente por somnolencia nos pone en riesgo como sociedad, una persona que se queda dormida manejando puede tener un percance letal y es uno de los principales riesgos asociados”.

Añadió que el segundo riesgo asociado a la apnea obstructiva de sueño son los problemas cardiovasculares, pues explicó que el sistema cardiovascular, que regulariza la presión arterial y la función cardiaca, no logra entrar en reposo, por lo que con mayor frecuencia “lospacientes con apnea tienen la posibilidad de desarrollar hipertensión, o que la hipertensión –que es un problema grave–, no se controle adecuadamente, además de un incremento en el riesgo de arritmias cardíacas o que las personas que tienen ya una arritmia no se pueden controlar adecuadamente”.

Resaltó que “se ha sugerido el incremento de la posibilidad de infartos al corazón o infartos cerebrales a consecuencia de apnea obstructiva del sueño, no diagnosticada y tratada”.

Uno de cada 5 mexicanos sufre apnea obstructiva del sueño

La jefa de la Clínica del Sueño del INER resaltó que al menos uno de cada 5 mexicanos sufre apnea obstructiva del sueño, los factores de riesgo son ser hombre, aumento de peso, obesidad y otras condiciones que pueden hacer que la faringe o la vía aérea superior tenga problemas respiratorios como tener una mandíbula pequeña.

Roncar, problema compartido

La doctora Martha Torres Fraga resaltó que la apnea obstructiva del sueño es un problema de pareja, que no se debe minimizar y que no solo puede afectar la salud del otro, sino generar problemas de pareja.

“Está demostrado que en roncadores fuertes, el compañero de cama puede tener trauma acústico por el ronquido tan intenso que puede ser; además de que duermen una hora menos, está sacrificando una hora de sueño, es como tener insomnio”.

¿Cuál es el tratamiento? 

Destacó que el equipo para el tratamiento de la apnea ha demostrado a lo largo de los años ser el de mayor costo efectividad. El denominado CPAP es un dispositivo de presión continua positiva en las vías respiratorias que proporciona aire a una presión predeterminada a través de una mascarilla. Su costo varía de entre los 8 mil a los 22 mil pesos y en determinados casos, el IMSS y el ISSSTE cubren el tratamiento.

La especialista indicó que en el contexto de la pandemia se registró un aumento en el uso de estos equipos, según una encuesta realizada entre 150 pacientes del INER, por parte de una de una de sus estudiantes para su tesis.

“Los pacientes tratados y que están en seguimiento tuvieron mejor sueño ahora, a pesar de la pandemia en relación a cómo estaban antes de que su problema de sueño fuera identificado y esto nos da esperanza, genera tranquilidad y nos da resultados aún a pesar de condiciones adversas”.

Señaló que la hipótesis era que en medio del confinamiento se pensaba que la ansiedad por la enfermedad podría incrementar los problemas de sueño de sus pacientes, pero demostró que continuaron sus tratamientos porque cuidar “nuestra salud e higiene de sueño, nos hace pensar en que vamos a dormir mejor a pesar de las condiciones adversas que enfrentemos”.

La importancia de dormir

Resaltó que el sueño es una función vital, ya que el cerebro entra en una fase de restauración y consolidación de la memoria, “es como un reseteo de ciertas actividades neuronales que se necesitan para buen funcionamiento neurológico”, pero también es el momento de reposo cardiovascular.

“Nuestro corazón se esfuerza y durante la fase de sueño viene el reposo y reparo de sistemas cardiovasculares, respiratorios, neurológicos, es una función vital para continuar la vida”.

Por ello, el INER está desarrollando un manual clínico para que el personal de la salud que no tiene especialidad en medicina del sueño pueda diagnosticar y tratar este padecimiento, ya que antes se creía que deberían mandarse a un área de muy alta especialidad.

“Nos dimos cuenta que el problema es demasiado grande, la mayoría de los casos pueden ser tratados adecuadamente desde otros niveles de atención, es nuestro proyecto a largo plazo, bajar un poco el nivel donde se tienen que enviar porque son demasiado pacientes”.

Agencias/CDMX

TE PUEDE INTERESAR

Exhortan a iglesias a no bajar la guardia

A pesar que Coatzacoalcos está en semáforo Naranja, la dirección de Asuntos Religiosos exhortó a …