Empeora corrupción pese a promesas

En los últimos dos años, México empeoró en el indicador “Ausencia de corrupción” que mide el World Justice Project (WJP). En la edición 2020 de su Índice de Estado de Derecho, México se ubicó en el lugar 121 de 128 países evaluados, apenas atrás de República del Congo, Cambodia, Camerún, Uganda, Bolivia, Madagascar y Kenia.

En el índice correspondiente a 2017-2018, México se ubicó en el lugar 102 de 113. Es decir, hace dos años, el 90.3 % de los países evaluados eran menos corruptos que México y ahora son el 94.5 %.

El ranking que elabora el WJP mide la prevalencia del Estado de Derecho en los países a partir de la evaluación de ocho factores, entre ellos, el de ausencia de corrupción, y en donde la calificación de México cayó de 0.31 a 0.27, en donde 1 es una fuerte adhesión al Estado de Derecho y 0 una débil adhesión.

En este factor, el índice considera tres formas de corrupción: el pago de sobornos, la influencia indebida por intereses públicos o privados y la apropiación ilegal de fondos públicos u otros recursos.

Estas tres formas de corrupción fueron evaluadas respecto de los ámbitos ejecutivo, legislativo y judicial, así como en el ejército y la policía.

En el ranking global de estado de derecho, que además de la ausencia de corrupción incluye la evaluación de límites al poder gubernamental, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal, México se colocó en el lugar 104 de 128 países.

Cada uno de los factores fue evaluado en particular y de las posiciones que tuvo México, las peores son la de ausencia de corrupción y orden y seguridad, en la que se colocó en lugar 121 de 128, en tanto que la mejor posición la consiguió en Gobierno abierto, al situarse en el lugar 36 de 128.

El índice, que comprende a 128 países, se elabora con base en la información obtenida de la aplicación de 130 mil encuestas en hogares realizadas al público en general y 4 mil a practicantes y especialistas del derecho.

DAÑO ECONÓMICO
Un estudio realizado por Viridiana Ríos y auspiciado por Oxfam México revela que en casi dos décadas, México ha perdido por presuntos actos de corrupción 492 mil millones de pesos que originalmente estaban destinados a atender la pobreza y disminuir la desigualdad.

El documento, titulado “La (otra) mafia del poder: corrupción y desigualdad en México”, establece que de cada 10 pesos que se pierden en potenciales actos de corrupción, 5 están destinados a gasto social.

“La evidencia es muy clara: se pierde más dinero en los programas con mayor potencial redistributivo, en las regiones más pobres y en las acciones más útiles para combatir la pobreza tales como políticas y servicios de salud, educación y desarrollo”, señala.

México
Rolando Herrera/Reforma

TE PUEDE INTERESAR

‘Luchar contra la inflación es enfrentar a la pobreza’

El presidente indicó que en el Gobierno de la Cuarta Transformación se les apoyará más …