El director también aprobó el pago de "artículos no permitidos" durante los viajes del alto funcionario de la DEA.

DEA destituyó a su director en México por malversación

El director regional usó fondos de la DEA destinados a reuniones profesionales para una actividad inapropiada: su propia fiesta de cumpleaños, ello en medio del auge del fentanilo.

Mientras el fentanilo ilegal aumentaba a través de la frontera suroeste de EU, la oficina de la DEA en México estuvo en crisis durante más de seis meses, luego de que su director fue llamado a Washington mientras investigaban su conducta, según funcionarios estadunidenses actuales y anteriores.
La investigación, de la que no se ha informado anteriormente, llegó en un momento crítico. La cooperación entre la DEA y las autoridades mexicanas se había deteriorado bajo el gobierno nacionalista del presidente Andrés Manuel López Obrador. Mientras tanto, las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos se dispararon a niveles récord, ya que México consolidó su papel como la fuente número uno de fentanilo en los EU.

La medida dejó a la oficina regional de la DEA en la Ciudad de México, que supervisa las operaciones de la agencia en México y Centroamérica, sin un director residente de tiempo completo durante al menos seis meses a partir de junio de 2021, justo cuando la administración de Biden comenzaba a enfrentar la crisis.

La agitación en una de las oficinas más importantes de la DEA fue una distracción vergonzosa cuando los agentes intentaron trabajar con las agencias de seguridad de México, plagadas de corrupción, para impedir el narcotráfico, según varios funcionarios estadunidenses que trabajaron en el país en los últimos años.
“No puedes arreglar lo que está mal en el gobierno mexicano si tu propia casa está en llamas”, dijo un ex agente de la DEA. Al igual que otros funcionarios estadunidenses actuales y anteriores, habló bajo condición de anonimato para discutir un asunto personal sensible.

Esta semana, el organismo de control interno del Departamento de Justicia dijo que descubrió que un director regional de la DEA malversó los fondos de la agencia para su fiesta de cumpleaños y para “artículos no permitidos” durante los viajes del principal funcionario de la agencia. El director finalmente fue “retirado de la DEA” en base a una segunda investigación, señaló la Oficina del Inspector General en un resumen, pero no proporcionó detalles.
La oficina no identificó al funcionario. El exdirector regional de la DEA en México, Nick Palmeri, confirmó a The Washington Post que el comunicado se refería a él. Además el ex funcionario criticó el comunicado porque “afirma erróneamente que me sacaron de la DEA”. Su salida, escribió en un mensaje de WhatsApp, “debe ser considerada como un retiro forzoso”.

‘NARRATIVA MAL CONCEBIDA’
Dijo que la investigación sobre sus gastos “fue utilizada como parte de una narrativa mal concebida para sacarme de mi puesto” debido a una disputa interna en la agencia.
Cuando se le preguntó a la agencia sobre el caso, dijo: “La DEA mantiene a sus 10 mil empleados con los más altos estándares de conducta y profesionalismo. Cuando se descubre que un empleado no ha cumplido con esos estándares, la DEA toma medidas decisivas, incluida la eliminación de la agencia”.

El episodio es el “ojo morado” más reciente para una agencia que se ha visto afectada por escándalos de corrupción, incluido el encarcelamiento de un agente de la DEA con sede en Miami que se declaró culpable en 2020 de desviar más de 9 millones de operaciones encubiertas para financiar costosos autos deportivos, viajes de lujo y fiestas.
Palmeri, un antiguo oficial de policía de la ciudad de Nueva York que había trabajado en la oficina de la DEA en Guadalajara, México, y luego ocupó un alto cargo en la oficina de la agencia en Nueva York, era conocido como un investigador talentoso. Comenzó como director regional en la Ciudad de México a principios de 2020.

MOMENTO DESAFIANTE
Fue un momento particularmente desafiante. López Obrador había reducido la cooperación con la DEA, citando la soberanía de México y un cambio en la política de centrarse en capturar a los capos de la droga a ejecutar programas sociales para jóvenes y pobres. Entonces llegó la pandemia del coronavirus.
El virus se extendió por la oficina de la DEA en la ciudad de Mazatlán, México, en la costa del Pacífico, luego de que los empleados de la agencia celebraran reuniones en violación de los protocolos de salud de la embajada, según cuatro funcionarios estadunidenses actuales y anteriores.

Las cosas solo empeoraron para la DEA. En octubre de 2020, las autoridades estadunidenses arrestaron al exministro de defensa mexicano Salvador Cienfuegos en Los Ángeles por acusaciones de narcotráfico. Eso provocó tal indignación en México que la administración Trump retiró los cargos y envió al general a casa. López Obrador, impasible, firmó una ley que limita drásticamente las actividades de la DEA en el país, y su administración retrasó las visas de unos 20 agentes estadounidenses durante meses.

En medio de la turbulencia, los funcionarios de la sede de la DEA comenzaron a recibir informes de supuesta mala gestión en la oficina de México. En junio de 2021, se ordenó a Palmeri que regresara a Washington mientras los investigadores realizaban las pesquisas sobre sus acusaciones.
En el resumen del informe publicado el pasado miércoles, la oficina del inspector general dijo que el director regional había usado fondos de la DEA destinados a reuniones profesionales para una actividad inapropiada: su propia fiesta de cumpleaños. El director también aprobó el pago de “artículos no permitidos” durante los viajes del alto funcionario de la DEA, dijo la oficina, recurriendo a fondos que se suponía que se utilizarían para drogas delicadas.

ESTADOS UNIDOS
AGENCIAS LIBERAL

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Ocupación hotelera asciende 61% en primer cuatrimestre

La ocupación hotelera en México aumentó hasta 61% durante el primer cuatrimestre de este año, …