Gabriel Alberto Ramírez Nazariego

Cultura legal, conocimiento jurídico para todos

 

 

DERECHO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL (ÚLTIMA PARTE)

En el artículo anterior hablamos que El Derecho de Propiedad Intelectual es una rama del Derecho Público y tiene por objeto la protección de las creaciones de la mente, tales como invenciones, obras literarias y artísticas, símbolos, nombres e imágenes que se utilizan en el comercio.

 

DERECHOS DE AUTOR

El derecho de autor es el reconocimiento que el Estado hace en favor de los creadores de obras literarias y artísticas, en virtud del cual se otorga protección al autor y el goce de beneficios exclusivos de carácter personal y patrimonial.

La ley protege los derechos de los autores, artistas, intérpretes, editores, productores y organismos de radiodifusión, en relación con sus obras literarias o artísticas en todas sus manifestaciones, sus interpretaciones, ediciones, fonogramas o videogramas, emisiones, así como de otros derechos de propiedad intelectual.

La legislación protege obras de creación original susceptibles de ser divulgadas o reproducidas en cualquier formato o medio.

Las obras reconocidas por la ley y que son protegidas por la misma son las que pertenecen a las ramas: literaria, musical, dramática, danza, pictórica, escultórica, caricatura, arquitectónica, cinematográfica, radio y televisión, programas de cómputo, fotografía, de arte incluso diseño gráfico y textil, y obras de compilación como enciclopedias y bases de datos, siempre y cuando su contenido constituya creación intelectual.

En materia de derechos de autor se aplica la Ley Federal del Derecho de Autor, su aplicación administrativa corresponde al Ejecutivo Federal por conducto del Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), y en los casos previstos por la Ley, del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI).

CONTRATOS EN MATERIA DE PROPIEDAD INTELECTUAL

El titular de propiedad intelectual podrá conceder a otros el uso de esa propiedad intelectual mediante contratos o convenios. Las formalidades de estos contratos se encuentran previstas en la Ley de la Propiedad Industrial, así como en la Ley de Derechos de Autor y será observada una u otra ley según se trate de propiedad industrial o derechos de autor respectivamente.

El contrato de licencia es aquel por virtud del cual el titular de los derechos de propiedad intelectual, llamado licenciante, concede a otro llamado licenciatario, el uso de esos derechos a cambio de una contraprestación económica que recibe el nombre de regalía.

El contrato de franquicia es aquel por virtud del cual el titular de la marca, llamado franquiciante transmite a cambio de una remuneración económica, conocimientos técnicos o proporciona asistencia técnica a otra persona denominada franquiciatario, para que esta pueda producir o vender bienes o prestar servicios de manera uniforme y con los métodos operativos, comerciales y administrativos establecidos por el franquiciante para mantener la calidad, prestigio e imagen que distingue a los productos o servicios de que se trate.

El convenio de confidencialidad es aquel por virtud del cual aquella persona o personas que tienen acceso a información catalogada como confidencial o a secretos industriales o comerciales que son propiedad de otra u otras personas, se compromete a mantener esa información reservada y a utilizarla única y exclusivamente para los fines para los cuales le fue proporcionada, bajo la sanción de que en caso de revelar dicha información sin autorización previa deberá indemnizar por los daños y perjuicios que le hubiere causado al titular de la información, sin perjuicio de las sanciones penales que en su caso apliquen, salvo en los casos en que la información se hubiere divulgado por disposición legal u orden judicial.

DELITOS EN MATERIA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

La Ley de la Propiedad Industrial prevé determinadas conductas y omisiones como constitutivas de delitos y establece las sanciones que habrán de aplicarse a estos. Por ejemplo, la falsificación de marcas protegidas y con fines de especulación comercial; la producción, almacenamiento, transporte, introducción al país, distribución o venta y con fines de especulación comercial falsificaciones de marcas protegidas; revelar a un tercer secreto industriales que la persona conozca con motivo de su trabajo, puesto, cargo o desempeño de su profesión; apoderarse de un secreto industrial, entre otros.

Fuentes: https:// mexico.justia.com

¡Ahora que lo sabes, haz valer tus derechos! cultura.legal19@gmail.com

TE PUEDE INTERESAR

Realiza IEMOL Ceremonia de Graduación 2020-2024

Egresa nueva generación de licenciados en Educación Preescolar y en Gastronomía. COATZACOALCOS SENDIC AGUIRRE El …