Reforma/Liberal Los nuevos créditos pueden estar siendo utilizados para proyectos de infraestructura que incentiven la economía o para subsanar las carencias de los servicios de salud, apuntan analistas.

Contratan estados 194% más deuda para obras

Para enfrentar la baja de recursos y sobre todo el reto en infraestructura de salud, los gobiernos estatales y municipales han recurrido a la contratación de deuda y a pedir por adelantado algunos recursos a la federación.

En el periodo de enero a mayo de 2020 los estados contrataron deuda para infraestructura por un monto 194 % mayor que el mismo periodo del año pasado, según datos de la Secretaría de Hacienda.

En total se han contratado 13 mil 327 millones de pesos para fines productivos, el mayor monto desde 2014, según datos del Registro Único Público (RUP) de Hacienda.

Los estados han hecho uso de una tasa efectiva de 7.04 %, inferior a la tasa promedio a la que contrataron en 2019 de 11.57 y la menor tasa efectiva desde 2011 para este tipo de créditos.

El estado que más ha realizado contrataciones es Michoacán con 4 mil 90 millones de pesos, seguido de Oaxaca con 3 mil 500 millones de pesos.

Además, destacan contrataciones por mil 237 millones de 28 municipios de Aguascalientes, Chiapas, Veracruz, Colima, Zacatecas y Chihuahua.

PARA REZAGOS EN SALUD
De acuerdo con Flavia Rodríguez, directora de Aregional los estados y municipios están contratando deuda para solucionar los rezagos en los sistemas de salud.

“Estaban desmantelados los distintos sistemas de salud estatales con el cambio del Seguro Popular a lo que ha creado Morena (Insabi) y que no había despegado y que tenía muchísimos problemas. Entonces están metiendo eso para hacer algo al respecto”, comentó.

Los estados pueden estar usando la deuda para comprar equipos de salud y equipo de hospitales, estimó.

Por su parte, los municipios tienen la responsabilidad directa cuestión de cementerios y mercados, por lo que enfrentan gastos enormes, explicó.

Otro punto a destacar es el mayor uso de financiamiento respaldado por el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), el cual es transferido por la federación. El uso del FAIS pasó de 16 millones en 2019 a 586 millones en 2020, según Hacienda.

Debido a que muchos de los municipios no pueden adquirir deuda, solicitan por adelantado a Banobras los recursos del FAIS que aporta la Federación.

Según Rodríguez, Banobras adelanta estos recursos y luego se cobra con las transferencias futuras del FAIS, explicó.

La institución a la que más han recurrido las entidades es Santander con 4 mil millones de pesos de créditos contratados, seguida de Banobras con 3 mil 94 millones.

También destaca Banco del Bajío con 2 mil 45 millones Banorte con 2 mil 45 y Bancomer con mil 500 millones.

México
Jorge Cano/Reforma

TE PUEDE INTERESAR

Veracruz, emblemático para diversidad sexual nacional: Temístocles Villanueva

El diputado federal expuso que para que la agenda sea una realidad se requiere del …