En el resultado del análisis se identificaron al menos 65 compuestos contaminantes en muestras provenientes de aguas superficiales, entre los cuales se encuentran derivados de la industria petroquímica, compuestos derivados de solventes y subproductos de origen industrial y personal, como: benceno, hexano, ácido acético y amidas, entre otros.

Contaminados por la industria pozos de agua potable en Tula

La Semarnat señaló que debido al exceso de contaminantes, los cuerpos de agua no se pueden limpiar de manera natural.

La mayoría de los diez pozos de agua potable que existen en la región de Tula, en el estado de Hidalgo, se encuentran contaminados por la presencia de sustancias tóxicas derivadas de la actividad industrial, así como las descargas de aguas negras de la Ciudad de México y el Estado de México, de acuerdo con un estudio publicado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De acuerdo con el Estudio Técnico Justificativo para Declarar Zona de Restauración Ecológica (ZRE) el Área de Influencia de la Presa Endhó, publicado por Semarnat, y presentado en junio de este año, se realizó el monitoreo de la calidad del agua en 18 sitios de muestreo en aguas superficiales (ríos y arroyos) y 10 pozos de agua subterránea en el acuífero del Valle del Mezquital, sitios definidos en conjunto con las comunidades de la zona dentro de la propuesta de ZRE.

La revisión de cantidad y calidad del agua en las cuatro cuencas aledañas a la ZRE: “Río Tula”, “Requena”, “Taxhimay”, y “Río Salado” arrojó que la cuenca que presentó el mayor nivel de contaminación en los parámetros de SST, DBO5, DQO, E. coli y metales, es la cuenca de la presa Endhó, donde desemboca el río Tula que drena las salidas del drenaje profundo de la Ciudad de México, a través de los túneles Emisor Oriente y Central, y recibe la descarga de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales) de Atotonilco (PTAR).

“La industria petrolera y la del cemento y cal, descargan sus efluentes en el río Salado, cuya conexión hidrológica con el río Tula se da aguas debajo de la presa Endhó. Debido al exceso de contaminantes que recibe el sistema río El Salto y presa Endhó, no es posible que los ríos y la presa se purifique de manera natural, sin una acción directa que ayude en la reducción del exceso de contaminación” señaló el estudio, concluyendo que estos cuerpos de agua no tienen la capacidad por sí solos de diluir y estabilizar dichos residuos, por lo que no se garantiza que se reponga “se manera natural” sus cualidades sanitarias.

“Los resultados de calidad del agua superficial y subterránea muestran una condición de contaminación crónica del medio ambiente” asegura el estudio.

Sobre aguas subterráneas, el informe arroja que el 60% de los pozos muestreados (Manantial el Salado, Pozo Iturbide, Pozo San Francisco Bojay, Pozo Zaragoza, Pozo el Llano #20 y V MEZ-85 Pozo Bojay) presentan Arsénico en concentraciones superiores al límite permisible por la “Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-2021, Agua para uso y consumo humano, límites permisibles de la calidad del agua”, lo que conlleva un riesgo a la salud de la población que habita en estos sitios son cercanos a la zona metropolitana de Tula, así como para las personas que puedan llegar a consumir el agua proveniente de estos depósitos de agua.

HIDALGO
AGENCIAS

 

 

TE PUEDE INTERESAR

El poder judicial necesita unidad y fortaleza: Magistrado

Los magistrados de Coatzacoalcos piden a sus compañeros del Poder Judicial de la Federación unidad …