¿CÓMO PIERDES EL RUMBO DE VIDA?

Lo cierto es que los seres humanos somos proclives a descarrilarnos, con facilidad perdemos la ruta hacia nuestro destino, y no es en una ocasión, si no en incontables oportunidades.

Cada vez que perdemos el rumbo correcto, es porque de alguna manera actuamos neciamente; lo dice la Palabra de Dios:

“La necedad del hombre le hace perder el rumbo, y para colmo se irrita contra el Señor”.

¿Por qué pierdes el rumbo de vida?
Por escuchar demasiadas opiniones.
Por errar al elegir con quién te asocias.
Por seguir pertinazmente una mala idea.
Por aceptar propuestas falsas.
Por no definir con claridad tu meta de vida.
¿Cómo recuperar el rumbo de vida?

Investiga donde se bifurcó tu camino principal.
Pregúntate cuales fueron tus equivocaciones.
Indaga que lecciones te dejó esa bifurcación de vida.
Busca recuperar valores perdidos en el camino.
Encuentra las señales correctas para hallar la ruta perdida.

La gente siempre va opinar acerca de ti, acerca de lo que haces, lo que decides, con quien te relacionas, etc., pero si te dedicas a escuchar demasiadas voces, lo que sucederá es que habrá tal confusión en ti, que con facilidad perderás la ruta.

Piensa en tus equivocaciones más grandes, ¿Hubo gente alrededor tuyo?
¿Hubo gente que opinó?
Indirectamente, la participación de otros en una decisión crucial, puede haber sido parte de la causa de ese fracaso experimentado.
A veces, las personas más cercanas a ti te pueden dar consejos, que después te vas a dar cuenta de que no fueron los mejores.
A veces también sucede que nos aferramos a una mala idea o aceptamos propuestas falsas; debes preguntarte cuáles fueron tus equivocaciones de manera específica;
¿Una mala asociación?
¿Una apreciación errónea?
¿Una mala decisión financiera?
¿Un asunto que tenías que poner a dormir un rato y te precipitaste?

Es importante que definas tu meta de vida; el que no sabe a dónde quiere llegar no llegará a ningún lado.
Investiga donde se bifurcó tu camino principal, tienes que revisar los eventos de tu vida, pregúntate qué valores son esos que perdiste en el camino.

Cuando te pierdes en asuntos de importancia capital, debes encontrar de nuevo las señales correctas; mientras todavía estás de este lado de la eternidad, puedes aplicar correctivos, y puedes hallar de nuevo la ruta principal en el camino hacia tu destino.
Con amor Víctor Arias.

(*) Víctor Arias oriundo de Coatzacoalcos, Veracruz, actualmente es pastor principal de la Iglesia Restauración en Palenque Chiapas, ubicada en Calle Reyes Heroles y Joaquín Miguel Gutiérrez, colonia Nandiume, Periférico Sur, donde ministra junto a su esposa la pastora Malena Flores de Arias, desde hace 5 años. Han servido y ministrado en el Centro de Adoración Tabernáculo de Dios que dirige la pastora Guadalupe Ruiz de Arias, en Coatzacoalcos, Veracruz.

Página de Facebook: Iglesia Restauración Palenque.
No hay glorias ni victorias sin adversidades en tu historia.

¡Busca a Dios ahora que puede ser hallado!

TE PUEDE INTERESAR

95 AÑOS DE AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

El 10 de julio de 1929 se expidió la Ley Orgánica que concedió por vez …