AGENCIAS/LIBERAL Estos fenómenos son ciclones que se forman generalmente en centros de baja presión atmosférica.

Así se eligen los nombres y las categorías de los huracanes

Los huracanes suelen dominar las primeras planas de todo periódico y medio digital debido a la devastación que dejan a su paso, sin embargo, para el grueso de la población no está claro cómo son categorizados ni cómo se elige el nombre de cada uno de estos fenómenos naturales.

¿QUÉ ES UN HURACÁN?

El huracán es el más severo entre los fenómenos meteorológicos conocidos como ciclones tropicales mismos que incluyen a los tifones. Estos fenómenos son ciclones que se forman generalmente en centros de baja presión atmosférica en los océanos calientes donde succionan la energía de la evaporación y la condensación del agua.

Su característica principal es una fuerte área de baja presión en la superficie y una alta presión en los niveles altos de la atmósfera, siempre van acompañados de una intensa actividad pluvial y fuertes descargas eléctricas, sus vientos rotan en el hemisferio Norte en la dirección contraria a las manecillas del reloj.

Cuando un ciclón alcanza velocidades de 63 a 117 kilómetros por hora se clasifica como una tormenta tropical, por otro lado, se denomina como huracán a una tormenta que pasa de los 118 kilómetros por hora.

Por otro lado, cuando un ciclón tropical está compuesto por vientos menores a los 62 kilómetros por hora, es considerado una depresión tropical.

CINCO CATEGORÍAS

Los huracanes son medidos en los cinco niveles de la escala Saffir-Simpson desarrollada en 1969 Herbert Saffir, un ingeniero civil,  y Bob Simpson, en ese entonces el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, su método de medición clasifica los ciclones tropicales según la intensidad del viento y los posibles daños a edificios.

• Categoría uno: sus vientos fluyen entre 119 y 153 kilómetros por hora y son capaces de dañar arbustos y árboles, y generar inundaciones en zonas costeras, así como daños de poco alcance en puertos

• Categoría dos: sus vientos corren en un rango entre 154 a 177 kilómetros por hora (km/h) y pueden ocasionar daños en tejados, puertas y ventanas. Se calculan importantes daños en la vegetación, casas móviles, puertos y amarres de pequeñas embarcaciones. Pueden generar inundaciones.

• Categoría tres: los vientos del huracán irán de 178 a 209 km/h y pueden ocasionar daños estructurales en edificios pequeños. Las inundaciones serán capaces de destruir edificaciones pequeñas en zonas costeras. Los objetos flotando a la deriva pueden causar daños en edificios mayores. Hay una fuerte posibilidad de que se presenten inundaciones tierra adentro.

• Categoría cuatro: alcanza vientos de 210 a 249 km/h con daños generalizados en estructuras protectoras, desplome de tejados en edificios pequeños, alta erosión de bancales y playas e inundaciones en terrenos interiores.

• Categoría cinco son vientos de 250 km/h o mayores con destrucción de tejados completa en algunos edificios. Las inundaciones pueden llegar a las plantas bajas de los edificios cercanos a la costa. Debe ser requerida la evacuación masiva de áreas residenciales grandes.

¿CÓMO SE ELIGEN LOS NOMBRES DE LOS HURACANES Y OTRAS TORMENTAS TROPICALES?

Los meteorólogos empezaron a nombrar a los huracanes para facilitar la comunicación entre la comunidad científica y el público general y poder dar aviso claro y oportuno acerca de su alcance y severidad.

Esta medida comenzó a ser aplicada en 1979 por la Organización Meteorológica Mundial y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos quienes decidieron incorporar nombres alternos de hombres y mujeres.

Cada año se prepara una lista de 21 nombres potenciales para la temporada de huracanes. La lista contiene un nombre por cada letra del alfabeto aunque algunas, tales como la Q, U, X, Y, Z no son incluidas debido a los pocos nombres que empiezan con esas letras (al menos en inglés).

Las listas de nombres son recicladas cada seis años y solo se actualizan cuando uno de los nombres es retirado.

Los huracanes más destructivos son tomados como parámetro, sus consecuencias quedan anotadas en los registros históricos, sus nombres son retirados por siempre y sustituidos por otros que inician con la misma letra.

En la historia de este sistema, solamente una vez se ha agotado la lista de nombres de huracanes en una temporada, esto sucedió en 2005, el año con la temporada de huracanes más activa del Atlántico de la que se tenga registro. Afirmamos esto porque en ese año se registraron más tormentas tropicales que en cualquier otro (fueron 28), hubo también la mayor cantidad de huracanes en la misma temporada con 14 entre los cuales 4 eran de categoría 5. La norma indicaba hasta el momento que en cada temporada solamente se registraban anualmente 2 huracanes de tal fuerza.

El 2005 también registró el huracán más intenso de la historia hasta ese entonces, el huracán Wilma, que contó con una presión barométrica de 882 milibares. Ese título fue arrebatado en 2015 por el huracán Patricia con 879 milibares.

ESTADOS UNIDOS

AGENCIAS

TE PUEDE INTERESAR

Encuentran más de media tonelada de cocaína en un contenedor de mudanzas de Francia

Las aduanas del puerto de Marsella (sur de Francia) hallaron el martes 528 kilos de …