Científicos analizaron la cavidad cerebral de un Gordonia traquairi, un animal herbívoro ancestro de los mamíferos. Su estudio puede ayudar a comprender cómo se desarrolló su cerebro e intuir la inteligencia que tenía.

Antigua criatura revela detalles evolutivos de los mamíferos

 

Con la ayuda de imágenes tridimensionales, unos investigadores observaron la cavidad cerebral de una antigua criatura del Periodo Pérmico, un trabajo que proporcionó información sobre el tamaño y la composición del cerebro, en una etapa temprana de la evolución de los mamíferos, según detalla un estudio publicado en Zoological Journal of the Linnean Society.

El antiguo animal con colmillos, pico y apariencia similar a la de un cerdo se llama Gordonia traquairi, que vivió hace 250 millones de años en una Escocia con dunas de arena y paisaje desértico, muy diferente al actual.

UN PROTOMAMÍFERO

  1. traquairi era un llamado protomamífero, un antecesor de los mamíferos que aún conservaba rasgos de sus antepasados reptiles. Sin embargo, su cerebro distaba mucho del de un mamífero moderno.

“En general, el cerebro de G. traquairi se parece más al de un reptil que al de un mamífero, a pesar de estar más estrechamente emparentado con nosotros que con cualquier reptil vivo moderno”, afirma el autor principal, Hady George, de la Universidad de Bristol.

RASGOS DE INTELIGENCIA

No obstante, el tamaño de su cerebro en comparación con su cuerpo parecía presagiar la inteligencia que más tarde ayudó a los mamíferos –incluidas las personas– a ser la especie dominante en la Tierra.

“Aunque su forma parezca extraña, cuando medimos su volumen podemos ver que –el cerebro de G. traquairi– era bastante grande en comparación con el tamaño del cuerpo”, dijo el coautor Steve Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo.

RAÍCES EVOLUTIVAS

  1. traquairi era un herbívoro que medía un metro de largo y pesaba aproximadamente 20 kilos. Su cabeza era alta y ancha. Aunque tenía una constitución rechoncha y parecida a la de un cerdo, sus patas no eran tan largas como las de estos animales.

“Es muy difícil medir la inteligencia en los animales actuales, y más aún con especies extinguidas hace mucho tiempo que nunca podremos observar directamente. Pero al menos podemos decir en general que habría sido una criatura inteligente para su época”, añadió Brussatte.

“En comparación con el de otros animales de la época, podemos intuir las primeras raíces evolutivas de nuestros enormes cerebros”, explica el experto.

REINO UNIDO

AGENCIAS

 

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Crean pulsera “Centinela” que detecta drogas en las bebidas

Las personas que se encuentran de fiesta y temen que alguien introduzca droga en su …