La mayoría que acude a solicitar auxilio señala estar “cansada” por el entorno que vive.

Adolescentes no están dispuestos a tolerar la violencia en sus hogares

María del Rosario López Arango, procuradora para la protección de los niños y niñas adolescentes de Nanchital mencionó que aumentó la atención a este sector.

Cansados de la violencia y carencias que viven en sus hogares, adolescentes del municipio de Nanchital, han tomado la iniciativa de acudir al sistema DIF Municipal, para solicitar el apoyo o ser trasladados a casas hogares.

María del Rosario López Arango, procuradora para la protección de los niños y niñas adolescentes, explicó que durante los meses de abril y mayo, la atención a los jóvenes de 13 a 17 años aumentó, ya que estos han mostrado interés de acercarse para solicitar su intervención, debido a presuntos abusos en sus casas.

“Están cansados, esa es la palabra que utilizan, de la vida que llevan en casa, con sus papás o de las circunstancias que les ha tocado vivir”, comentó.

Destacó que un caso hay violencia física y emocional, mientras que en el otro va más de la mano con la economía ya que la familia vive una situación vulnerable e hicieron a un lado la planificación familiar.

“En este caso el adolescente asimiló la precariedad en la que se encuentra y asimiló que el plan de vida de sus padres no era el más factible ya que continuaron teniendo hijos y más hijos”, mencionó.

PROTOCOLOS AYUDAN A ENTENDER LA SITUACIÓN DE LOS JOVENES

Abundó que cuando atienden un caso de esta índole se aplican diversos protocolos para analizar y entender la problemática de los chicos, los cuales consisten en brindar alimento, atención médica y psicológica para culminar en el área de Procuraduría donde externan la situación.

“Una vez que se realiza esta intervención se llama a los padres y los canalizamos a las distintas áreas que hay y en conjunto con trabajo social nos trasladamos a los domicilios para corroborar la versión de los adolescentes afectados”, añadió López Arango.

Dijo que en el caso de que las versiones no coincidan con los hechos analizados, se devuelve el menor a los papás, aunque el seguimiento sigue.

“De verificar que sí sufren violencia, se busca a otros familiares cercanos o se contemplan casa hogares, además de buscar el apoyo jurídico y las instancias que tengan que intervenir”, puntualizó.

Aseguró que los jóvenes ya no están tan dispuestos a tolerar ya que ellos han tomado la iniciativa de acercarse a las instituciones solicitando este apoyo.

“Últimamente atendimos a dos adolescentes con violencia intrafamiliar, negligencia y omisión de cuidado”
María del Rosario López Arango
procuradora para la protección de los niños y niñas adolescentes

NANCHITAL
MARIAIDE RAMOS

TE PUEDE INTERESAR

¡Ni regalado! Paulina Rubio obsequió entradas para su concierto y casi nadie fue

Paulina Rubio se volvió tendencia en redes sociales tras descubrirse que muy pocos fanáticos asistieron …