A SUS 4 AÑOS MIKEL ES TODO UN VALIENTE

A sus cuatro años, Mikel ya lleva nueve quimioterapias en su diminuto cuerpo.

COATZACOALCOS
IRMA SANTANDER

Ha sido el último mes y medio más difícil para él, sus tres hermanos y sus padres. La leucemia linfoblástica aguda les cambió la vida en un abrir y cerrar de ojos.

Son de Carolina Anaya, una comunidad del municipio de Minatitlán, hoy están albergados en Casa de Amor para Niños con Cáncer en Coatzacoalcos, porque Mikel recibe su tratamiento oncológico para librar la batalla contra el cáncer.

EN DOS MESES TODO CAMBIÓ

Doña Consuelo Altamirano Castelán, madre de Mikel Josep Hinojosa Altamirano, relató que el pasado mes de mayo su pequeño comenzó a presentar palidez en su piel y un repentino cansancio.

Su vida antes de esto, era como la de cualquier niño, jugaba, corría, gritaba, hablaba y se divertía.

Sin embargo, cuando le diagnostican leucemia, todo cambió y Mikel dejó de hablar, le cuesta trabajo caminar y sociabiliza poco.

“Primero fuimos a Las Choapas, no le detectaron nada, luego lo trajimos a Coatza, y le detectan leucemia en la sangre, ya lleva nueve quimioterapias y su tratamiento será de tres años”, explicó Consuelo.

Por momentos no puede contener el llanto, porque no se explica cómo es que su hijo contrajo el cáncer, cuando su vida transcurría aparentemente normal.

“No puede caminar bien no se si porque estuvo más de un mes en el hospital acostado, le he preguntado al doctor y me dijo que es por el mismo tratamiento”, sostuvo.

Consuelo poco a poco se va haciendo a la idea de enfrentar esta etapa, cada ocho días Mikel recibe su quimioterapia y su avance es notorio.

“Ya va mejorando, a veces se pone de malas por su enfermedad, ya plática más, estaba serio y no convivía, se aisló de todos, ha sido muy difícil, yo solo veía los casos por la televisión”, puntualizó. A esto, se agrega que su otro hijo de 9 años comenzaron a bajarle las plaquetas, y está en proceso de estudios de sangre para determinar su situación.

Su esposo se ha quedado sin trabajo, y con rifas que hacen sus familiares han podido recaudar fondos para costear parte de su alimentación y pasajes para ir al hospital.

El albergue Casa de Amor les da alojamiento, lo que se puede de alimentación, calzado y ropa.

TE PUEDE INTERESAR

México en el mejor momento de la pandemia con bajos niveles de transmisión

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguró que México atraviesa “el mejor momento de …